A Katy Perry no le gusta depilarse