La princesa de Beatriz de York deja al aire sus braguitas