España 06.03.2008Imprimir

israel

Israel: "revelar la antigua ciudad sepultada bajo tierra" .La arqueología se mezcla con la política

El gobierno de Israel dice que se ha vuelto a reconectar con su antigua herencia histórica. Pero los palestinos señalan que la arqueología se ha convertido en un arma política para socavar sus propios vínculos con Jerusalén.

(Noticiascadadía/AJN).- Debajo de las viviendas y las callejuelas de la población palestina de Silwan yacen los restos de un glorioso pasado judío: monedas, sellos, un túnel de agua que ordenó tallar un rey de Judea hace 2.700 años y un camino que conduce a un templo bíblico.

Israel: "revelar la antigua ciudad sepultada bajo tierra" .La arqueología se mezcla con la política

Pero la arqueología está vinculada con la política y con el enfrentamiento que libran en la actualidad israelíes y árabes. Y las nuevas excavacaciones plantean cada vez con más dureza el dilema de quién es propietario en la actualidad de la antigua ciudad de Jerusalén.

El gobierno de Israel dice que se ha vuelto a reconectar con su antigua herencia histórica. Pero los palestinos señalan que la arqueología se ha convertido en un arma política para socavar sus propios vínculos con Jerusalén.

El área, que se halla en una poblada ladera en los suburbios de la antigua ciudad amurallada, es conocida por los israelíes como la Ciudad de David, llamada así por el legendario monarca que gobernó el reino judío desde ese sitio, hace 3.000 años. Es el núcleo que dio origen a Jerusalén.

Pero Silwan se halla en el este de Jerusalén, que Israel capturó a Jordania en 1967 y que los palestinos reclaman como la capital de su futuro estado.

Los palestinos y los israelíes intentan nuevamente negociar un acuerdo de paz, que debería incluir un acuerdo para compartir Jerusalén. La colisión en esta urbanización, entre Silwan y la Ciudad de David, es un muestrario de lo complejo que será negociar una solución.

La organización que financia las excavacaciones, la Fundación Elad, está vinculada con el movimiento religioso de los colonos. Su propósito es impedir que Israel ceda el área en un acuerdo de paz. La fundación está comprando viviendas de palestinos en Silwan a fin de ubicar a familias judías.

Alrededor de 50 se han mudado hasta ahora al sitio. Viven en casas donde se ha enarbolado la bandera israelí y cuentan con la protección de guardias de seguridad cuyos sueldos paga el gobierno israelí.

Al mismo tiempo, las excavaciones en la Ciudad de David se han extendido por la urbanización, llevadas a cabo por arqueólogos israelíes financiados por Elad.

Fakhri Abu Diab, un activista palestino en la urbanización, dijo que la Fundación Elad "desea la tierra sin sus moradores" y que intenta desalojar a los palestinos.

Elad niega tener intenciones de echar a los palestinos de Silwan. "Siempre habrá judíos y palestinos viviendo juntos aquí", dijo Doron Spielman, director de desarrollo internacional de Elad. Docenas de árabes de Silwan están empleados por Elad, dijo, y las actividades de la fundación incluyen mejoras en la urbanización para los residentes palestinos.

Pero, aun así, admite que "no negamos el sueño sionista de revelar la antigua ciudad sepultada bajo tierra y crear una próspera urbanización judía en la superficie".

Más de 50 metros (160 pies) debajo de Silwan, en una tarde reciente, un visitante recorrió durante media hora el túnel de Ezequías.

Los libros de los Reyes y de las Crónicas en el Antiguo Testamento informan de los orígenes del túnel. Ezequías, rey de Judea, ordenó cavar el túnel para transportar agua dentro de la ciudad amurallada ante la proximidad de un asedio por parte de un ejército asirio.

De 530 metros de largo (1.750 pies), el túnel fue excavado alrededor del 700 antes de Cristo.

Amihai Mazar, profesor de la universidad Hebrea de Jerusalén, dijo que las excavaciones han revelado importantes detalles de la historia de la antigua ciudad. Por ejemplo, el descubrimiento de grandes fortificaciones del reino de Canaán, de 3.700 años de antigüedad. <---newpage--->

Los arqueólogos en el sitio dicen que sus tareas nada tienen que ver con la política. Pero otros acusan a sus colegas de ser cómplices de la agenda de Elad de desplazar a palestinos y de traer judíos a la urbanización.

Las excavaciones en la Ciudad de David "están conectadas por su cordón umbilical a la política", dijo Rafi Greenberg, un arqueólogo israelí de la universidad de Tel Aviv.

"Sin importar las cerámicas o las piedras que se desentierren", añadió Greenberg, "lo cierto es que la tarea se realiza para establecer hechos en el presente". Y también rechazó la aseveración de sus colegas de que mantienen una neutralidad académica. "Ellos están siendo compensados", dijo, "por su cooperación, con hallazgos y con dinero".

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...