Festivales 15.03.2008Imprimir

spoken words

Primeras confirmaciones del Spoken Word

(Noticiascadadía/Festivales).- En esta cuarta edición en 2008 el festival amplía su campo de acción y se celebra en tres sedes distintas: el Teatro Lope de Vega de Sevilla, el Teatro de la Laboral de Gijón y el Teatre de Lloseta en Mallorca.

Después de tres años llevando al Teatro Lope de Vega de Sevilla a las figuras más representativas del Spoken Word de todo el mundo y de conseguir que un género prácticamente desconocido en España empiece a estar en boca de muchos, el festival cubre casi toda la península durante la primera semana de Abril del 2008.

Hace cuatro años, cuando el Teatro Lope de Vega creyó en un proyecto atípico y arriesgado como éste, pocos imaginaban que poco tiempo después sería necesario ampliar los tentáculos del festival para permitir que el público que no puede viajar hasta la capital andaluza tenga la oportunidad de ver a artistas míticos como Jello Biafra, John Sinclair, Richard Hell o Nick Hornby con Marah, que actuaron por primera vez en nuestro país gracias a este certamen, o producciones propias como la de John Giorno y Nacho Vegas o el proyecto de Julio de la Rosa, Dogo y Ro Sánchez en homenaje al Ángel, por poner algunos ejemplos.

En esta edición de 2008 también habrá producciones propias, tanto del mismo festival como de La Laboral de Gijón, del Teatre de Lloseta de Mallorca o del Teatro Lope de Vega de Sevilla, que además harán en algunos casos un intercambio de proyectos desde el Norte hasta el Sur y viceversa.

Porque la vocación del Festival Palabra y Música es la de traer espectáculos y artistas que de otra manera no se podrían ver en nuestro país, pero también la de potenciar la colaboración entre creadores extranjeros y españoles y la de crear un caldo de cultivo para que un género como el Spoken Word empiece a tener una cantera local que hasta ahora era prácticamente inexistente y que durante los últimos años es cada vez más fuerte. Una nueva generación de escritores, músicos y vídeoartistas -o todo ello a la vez- que toma un camino distinto al del tradicional espectáculo del recitado poético con acompañamiento musical para adentrarse en el mundo de los contadores de historias (los “story tellers” anglosajones, que tienen su origen en escritores como Dickens) y de espectáculos donde la actitud escénica cercana al teatro y la performance, la música y el videoarte son elementos con los que darse cuenta de que la letra, sin sangre, también entra.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...