Tecnología 07.04.2008Imprimir

ecocardiografía

La ecocardiografía es una técnica óptima para el diagnóstico de los tumores cardíacos en niños y adultos

Un estudio realizado por el Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía, de Córdoba, evidencia la utilidad del método no sólo para el diagnóstico del tumor sino también para la discriminación del tipo

(Noticiascadadía).- A pesar de la baja incidencia de los tumores cardíacos, cada vez se diagnostican más casos, tanto en niños como en adultos,  gracias al uso de la ecocardiografía. En contraste con ello la literatura científica respecto del tema sigue siendo muy limitada ya que los pocos estudios publicados incluyen un pequeño número de casos. Existe sólo uno,  publicado en 2006,  donde se compara el comportamiento de los tumores cardíacos entre niños y adultos.

Con el propósito de aportar más evidencia científica sobre el tema, la Sociedad Andaluza de Cardiología ha publicado en su revista un trabajo realizado por el Servicio de Cardiología del Hospital Reina Sofía,  de Córdoba, titulado Utilidad de la ecocardiografía en el diagnóstico de los tumores cardíacos en niños y adultos: estudio observacional en 12 años en un hospital de referencia.

El objetivo del trabajo fue identificar las diferencias entre los tumores cardíacos sólidos de los niños y adultos, y evaluar la utilidad de la ecocardiografía para diferenciar el tipo de tumor. Para lograrlo, los investigadores realizaron un estudio observacional que incluyó a 37 pacientes (10 niños y 27 adultos) con tumores cardíacos sólidos evaluados consecutivamente con ecocardiografía,  entre Marzo de 1995 y Enero de 2007 en un hospital de referencia de otros centros.

Los resultados de la investigación demostraron que la ecocardiografía diagnosticó con éxito el tipo de tumor en el 70 por ciento de los adultos y en el 60 por ciento de los niños, siendo un método útil no sólo para el diagnóstico del tumor sino también para la discriminación del tipo.

Según el estudio,  “los tumores cardíacos son una patología relevante y poco frecuente que se presenta y se trata de forma diferente en niños y adultos. Así, en los niños, los tumores cardíacos suelen cursar de manera asintomática y tienen un pronóstico excelente, en cambio en los adultos producen síntomas y un tercio de ellos fallecen por este motivo. Los tumores cardíacos malignos son raros en ambos grupos, sobre todo en niños, en los que no hemos diagnosticado ninguno”.

Entre otras cuestiones la investigación pone de manifiesto que “en general el tratamiento quirúrgico es la mejor alternativa actual en los adultos con un tumor cardíaco. La cirugía permite la resección (parcial o total) del tumor, la mejoría o desaparición de los síntomas, la exploración de estructuras adyacentes y,  sobre todo,  la posibilidad de realizar biopsias amplias y tipificar el tumor”.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...