España 11.11.2006Imprimir

Primera planta de reciclado de neumáticos de Andalucía

Las instalaciones, que cuentan con un presupuesto de 5 millones de euros, tratará anualmente 14.000 toneladas de residuos de neumáticos

(Ncd).- La consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, ha colocado en Espeluy la primera piedra de la planta de reciclaje y tratamiento de neumáticos fuera de uso, para lo que la Junta invertirá 5 millones de euros. En la construcción de esta instalación, la primera de Andalucía y la segunda de toda España, participa la empresa pública de Gestión Medioambiental (Egmasa) que junto con el Grupo CGC -antigua Compañía General de Carbones- han creado la empresa mixta Renean.

Con la puesta en funcionamiento de esta planta, que permitirá reutilizar y reciclar este tipo de residuos contaminantes, se prevé crear unos 26 puestos de trabajo y tratar anualmente alrededor de 14.000 toneladas de neumáticos fuera de uso, una parte de las 48.000 toneladas que se producen cada año en Andalucía.

La Consejería ha destacado que la elección de la localidad de Espeluy como sede de la iniciativa participada deriva de la estratégica ubicación geográfica dentro del territorio andaluz, además de la buena disposición de su Ayuntamiento. El municipio jiennense se encuentra comunicado por una importante vía de comunicación desde fuera de la comunidad autónoma, lo que jugó una baza fundamental en el estudio de viabilidad de la planta y es un factor determinante en el aspecto logístico.

Aunque se trata de un residuo no peligroso, los neumáticos tienen características que llevan especialmente a gestionar de la mejor forma su tratamiento. Así, una de sus cualidades es su escasa degradabilidad en la naturaleza (puede tardar más de 100 años en descomponerse) y la otra es su alta capacidad calorífica, lo que dificulta la extinción en caso de fuego. En 1999, la UE adoptó la Directiva 1999/31/CE, en la que se prohibía la eliminación por depósito en vertedero de los neumáticos enteros a partir de 2003 y de los neumáticos troceados a partir de 2006. En diciembre de 2005, mediante Real Decreto, se fija que la política diseñada para estos residuos pasa por la aplicación del principio de quien contamina paga, pero también hace una llamada a buscar aplicaciones alternativas una vez recogidos y clasificados los neumáticos fuera de uso. Una parte se vende para reutilización, ya que cabe la posibilidad del recauchutado (sustitución de la banda protectora sobre la carcasa original) que alarga entre 3 y 4 veces la vida del neumático.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...