Tecnología 12.04.2008Imprimir

Teléfono móvil

El teléfono móvil llega a los aviones e inaugura otra forma de volar

(Noticiascadadía/Agencias).- "Realidad de la vida moderna" para algunos, innovación innecesaria para otros, la llegada de los teléfonos móviles a los aviones inaugura otra forma de volar que permitirá a las personas seguir conectadas, en lo que es una de las últimas áreas proscritas para el celular.

El teléfono móvil llega a los aviones e inaugura otra forma de volar

En efecto, la propuesta lanzada esta semana por la Comisión Europea abre un nuevo y jugoso mercado para las compañías de telefonía móvil, aunque Bruselas advirtió sobre la conveniencia de colocar tarifas "razonables" para permitir que el servicio "despegue".

En el plano técnico, la idea es crear una red a bordo del aparato con una estación de enlace que garantice una conexión a tierra por satélite, y que se activaría una vez que el avión alcanzara su altitud crucero (más de 3.000 metros).

El nivel de transmisiones es lo suficientemente débil para no crear interferencias con los aparatos de navegación, aunque el piloto se reserva el derecho de bloquear la red en caso necesario, por ejemplo si hay turbulencias.

En una primera etapa sólo los teléfonos "clásicos" GSM de segunda generación están concernidos por la propuesta, que luego se extendería a la telefonía móvil de tercera generación, que permite una mayor velocidad y la conexión a internet.

En ese sentido, la propuesta de la Comisión Europea busca armonizar y regularizar una práctica que viene madurando desde hace un tiempo.

Es que algunas compañías aéreas europeas, como la francesa Air France, ya habían comenzado unos meses atrás a hacer pruebas permitiendo que los pasajeros utilizasen su teléfono para el envío de mensajes de texto o correos electrónicos en ciertos vuelos. Actualmente, Air France realiza las mismas pruebas con llamadas de voz, también en colaboración con la empresa OnAir, que instaló el sistema de telefonía a bordo del avión en cuestión y firmó acuerdos con los operadores franceses Orange, Bouygues Telecom y SFR para posibilitar las comunicaciones.

Pero una vez superadas las cuestiones del inconveniente técnico de las interferencias en los aparatos de navegación, las licencias en los países sobrevolados y las tarifas, queda por definir el "manual de uso del teléfono móvil en vuelo" para acallar las reticencias que puede provocar la innovación.

Algunas aerolíneas como las alemanas Lufthansa y Air Berlín ya manifestaron que la cuestión les provoca todavía "ciertas reservas", en particular por la opinión de los propios pasajeros, que no quieren ser molestados por sus compañeros de butacas. Desde Lufthansa, un portavoz dijo incluso que la compañía está más interesada en "desarrollar el uso a bordo de internet" que el móvil.

Desde la Comisión Europea, en tanto, comienzan a sugerirse los capítulos iniciales de ese posible "manual", teniendo en cuenta que la telefonía móvil es "una realidad de la vida moderna", como dijo uno de sus portavoces. Entre esas reglas, estaría la obligación de colocar el móvil en modo "silencio" una vez que comience el vuelo, la limitación de su uso a los mensajes de texto o correos electrónicos, y la interrupción del servicio durante la noche.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...