España 07.05.2008Imprimir

Gobernador

Empieza el juicio de divorcio al ex gobernador de Nueva Jersey que se declaró homosexual

El juicio de divorcio del ex gobernador de Nueva Jersey James McGreevey comenzó hoy, casi cuatro años después de dimitir de su cargo y hacer público que era homosexual y que había mantenido una relación extraconyugal con otro hombre

(Noticiascadadía/Agencias).- Desde entonces, la pareja ha vivido separada y tanto McGreevey como su esposa Dina Matos, de 41 años, han escrito sendos libros para contar su historia en común y detallar las circunstancias de su relación.

Empieza el juicio de divorcio al ex gobernador de Nueva Jersey que se declaró homosexual

El tribunal de Nueva Jersey que lleva el caso tendrá que decidir si McGreevey cometió fraude al casarse con una mujer siendo homosexual, tal y como sostiene su esposa, quien pide una compensación de 600.000 dólares.

Ella sostiene que nunca supo que su marido era homosexual, mientras que McGreevey considera que, aunque su matrimonio era "un montaje por parte de ambos", él siempre cumplió con sus obligaciones maritales, dando "compañía y un hijo a la pareja".

Los jueces también deberán decidir sobre la custodia de la única hija de la pareja, de seis años.

Entre los testigos se encuentra Teddy Pedersen, un antiguo asistente del ex gobernador que asegura que mantuvo relaciones sexuales con regularidad con el matrimonio McGreevey, antes y después de que estos se casaran.

McGreevey apareció el 12 de agosto de 2004 en una conferencia de prensa televisada a todo el país en la que el entonces gobernador demócrata hizo público que era "un estadounidense gay" y que había mantenido una relación extramarital con otro hombre.

"Aparezco también aquí porque de manera vergonzosa he mantenido una relación consentida con otro hombre, lo que viola mis vínculos matrimoniales", señaló el gobernador, quien agregó que eso fue "un error" y algo "inexcusable".

McGreevey dijo que en esas circunstancias lo más adecuado era dimitir, algo que hizo un año antes de que concluyera su mandato.

Casi cuatro años después, el ex gobernador y su aún esposa rechazaron hacer declaraciones a la entrada de los juzgados donde se celebrará un juicio que, al menos durante los tres primeros días, será a puerta cerrada.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...