Festivales 16.05.2008Imprimir

"Un conte de Noël"

Un sensible, rudo, dramático y cómico "cuento de Navidad" en Cannes

La primera de las tres películas francesas en competición oficial en el Festival de Cannes, "Un conte de Noël" (Un cuento de Navidad), es una historia de familia, que mezcla con acierto el drama con el humor, la sensibilidad con la rudeza, y que se beneficia de un reparto redondo

(Noticiascadadía/Agencias).- El director, Arnaud Desplechin, un clásico de este Festival, ha sabido sacar lo mejor de un soberbio elenco de actores: Catherine Deneuve, Jean-Paul Roussillon, Anne Consigny, Mathieu Amalric, Melvil Poupaud, Hippolyte Girardot, Emmanuelle Devos, Chiara Mastroianni, Laurent Capelluto y Emile Berling.

Todos ellos acompañaron al director en la rueda de prensa tras la primera proyección de la cinta, en la que no dejaron de oirse todo tipo de halagos para una película "de idiosincrasia muy francesa", como señaló Desplechin, pero universal en su temática familiar.

Una estructura copiada de las películas cómicas mudas -dividida en capítulos que se inician con una imagen de ojo de buey sobre uno de los personajes y que se agranda hasta llenar la pantalla- quita hierro a los dramas que vive una familia en la que uno de los hijos murió de cáncer a los 6 años, la matriarca sufre la misma enfermedad y el nieto mayor presenta tendencias suicidas.

Un dramón en toda regla suavizado por toques de comedia y alguna que otra imagen surrealista que recuerda al anterior cine de Desplechin pero también a otras películas francesas, desde "Amelie" a "Tía Daniela".

En una película claramente coral, todos los actores están espléndidos, aunque se podría destacar el trabajo de Jean-Paul Roussillon como el patriarca que intenta contentar a todos o el de Chiara Mastroianni, que es la mujer de Iván, uno de los hijos, de la que está secretamente enamorado un primo.

Mastroianni destacó en la rueda de prensa -una comparecencia dominada por su madre, Catherine Deneuve- que lo más bello de su personaje es que ama tanto a la familia que ha formado junto a Iván como ese amor del primo del que se entera de repente.

Y en esa doble historia, "no hay histeria no rencor", agregó.

Por su parte, Catherine Deneuve, que no paró de bromear con los periodistas aunque desde una más que evidente frialdad, resaltó el buen ambiente del rodaje, donde todos estaban juntos, en el mismo hotel, y se creó "un vínculo familiar" que iba muy bien con la historia que narra la película.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...