España 08.06.2008Imprimir

Boa

Una boa en cautiverio tiene 31 crías 'por sorpresa'

Una enorme boa de 2,5 metros de longitud, cautiva en el Instituto Nacional de Biodiversidad (INBio) de Costa Rica, ha tenido una camada de 31 crías de medio metro cada una, para asombro de los investigadores tanto por la numerosa prole como porque ni siquiera sabían que estaba fecundada

(Noticiascadadía/Agencias).- El inusual acontecimiento se produjo en el InBio Parque, un extenso bosque natural de 5,5 hectáreas en Santo Domingo de Heredia, unos 10 kilómetros al norte de la capital.

Una boa en cautiverio tiene 31 crías 'por sorpresa'foto por AFP

foto por AFP

"Fue una sorpresa que trajera 31 crías, de 33 huevos que incubó la boa. En cautiverio, por las condiciones en que viven, es muy difícil que traigan más de 20 crías", explicó a AFP el biólogo Luis Felipe Quirós.

"Ellas se ponen tensas debido a que están en exhibición, en observación por todos los visitantes que vienen al InBio Parque y eso las inhibe de aparearse y de reproducirse", agregó Quirós.

La sorpresa fue mayúscula, según Quirós, porque fue la primera vez que la boa 'Eva', donada al instituto hace dos años, tuvo crías.

Las boas son animales ovovivíparos, o sea que incuban sus huevos en su interior y éstos eclosionan en el momento de tener la cría.

Sáenz dijo que 'Eva' comparte una jaula acondicionada con dos machos, uno de ellos apodado 'Adán', por lo que les resultará difícil a los encargados del parque saber con certeza a cuál de ellos achacarle la paternidad.

Turistas nacionales y extranjeros se han acercado al Inbio Parque para admirar y tocar a los retoños, que se deslizan con una rapidez endiablada mientras su madre permanece enroscada impasible a las miradas de los curiosos y a las 'travesuras' de su numerosa prole.

"Traje a mi hija para que conociera tanto a la madre como a las crías", dijo un turista nacional identificado como Óscar Navarro.

Más sobre...

Del total de crías, unas se quedarán en el lugar y otras serán donadas al Ministerio del Ambiente y Energía (Minae) que posiblemente las libere en parques y reservas biológicas del país.

El Instituto Nacional de Biodiversidad, de capital privado, nació hace 8 años con fines educativos.

Estudiantes de escuelas y colegios se confunden con los turistas de todo el mundo que visitan el lugar, en medio de las charlas en español e inglés.

Al menos 150.000 visitantes ingresan cada año al extenso lugar cubierto por una extensa flora y abundante fauna como aves, reptiles, algunos en riesgo de extinción como la rana venenosa de la especie Auratus y Pumilio.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...