España 09.06.2008Imprimir

eurocopa 2008

Eurocopa 2008: Tarjeta roja al negocio sucio con el sexo

El campeonato europeo de fútbol podría conducir a que más mujeres sean forzadas a la prostitución, según temen organizaciones de derechos humanos

(Noticiascadadía/ERS/DW).- Una mujer joven y atemorizada, en un recinto lleno de hombres que vociferan: ella es subastada como si se tratara de ganado y termina en la calle como prostituta.

Eurocopa 2008: Tarjeta roja al negocio sucio con el sexo

Las escenas corresponden a un cortometraje con el que la Agrupación suiza Contra el Tráfico de Mujeres pretende crear conciencia durante la Eurocopa.  

El spot ha de ser mostrado en la televisión suiza, en los estadios de fútbol y en las zonas donde la gente se reúne a mirar los partidos en grandes pantallas. El objetivo es hacer reflexionar a los potenciales “clientes”. La jefa de la campaña, Gaby Vermont, afirma que la Eurocopa 2008 ofrece una oportunidad única para informar a un amplio público sobre la trata de mujeres.  

La exitosa experiencia del Mundial de Alemania  

La campaña alemana dio resultado el 2006. También se suman a ese argumento las integrantes de la Comisión de Asuntos de la Mujer del Parlamento Europeo, que demandaron una amplia iniciativa ciudadana contra la prostitución forzada, poco antes de iniciarse el campeonato europeo en Austria y Suiza.  

La presidenta de la comisión, la europarlamentaria conservadora eslovaca Anna Zaborska, recordó la campaña realizada hace dos años con motivo del Mundial de Fútbol en Alemania, en el que se mostró “tarjeta roja” a la prostitución forzada. “Volvemos a asumir la idea de la tarjeta roja”, indicó.  

La socialdemócrata alemana Lissy Gröner acotó al respecto que la campaña llevada a cabo en Alemania fue todo un éxito. “Gracias al amplio debate y al respaldo de los hinchas, finalmente el problema no aumentó como se temía”, señaló.  

Esclavitud moderna  

De acuerdo con datos de la comisión parlamentaria, más de medio millón de mujeres son traídas a la fuerza cada año desde el Este de Europa a Occidente. Görner hace notar que esas mujeres se encuentran en una situación precaria por partida doble: por una parte, permanecen en forma ilegal en el país al que se las llevó y, por otra, son obligadas a prostituirse. Y apunta: “Nosotras, como portavoces políticas de las mujeres afectadas, queremos velar en última instancia porque se acabe esta forma moderna de esclavitud”.  

No se trata de criticar los espectáculos futbolísticos, aclara la parlamentaria austriaca Christa Prets. “Sólo que, donde las hay, aumenta también la prostitución”, agrega, aclarando que “sucede en general con todos los grandes espectáculos de masas”.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...