España 06.08.2008Imprimir

Renate Hong

Una alemana reencuentra a su esposo en Pyongyang tras medio siglo separados

(Noticiascadadía/Agencias).- Renate Hong, una alemana de 71 años, se ha reencontrado en Pyongyang con su marido norcoreano, Hong Ok-geun, de 74, después de haber estado casi medio siglo separados por motivos políticos, informa el diario surcoreano "JoongAng Daily".

Con su viaje, Renate y los dos hijos del matrimonio se han convertido en los primeros extranjeros a los que se les permite la entrada en Pyongyang para un viaje privado de reencuentro familiar.

Según el diario surcoreano, la familia viajó el pasado 23 de julio desde Fráncfort a Pyongyang, vía Pekín, para reunirse por primera vez en 47 años con Hong Ok-geun, quien tiene ahora otra familia en Corea del Norte.

"Estoy tan emocionada. No hay palabras que puedan expresar este sentimiento. Mi sueño se ha hecho por fin realidad", dijo la alemana en Seúl antes de viajar, según el diario.

Junto a Renate viajaron sus dos hijos. Uno de ellos tenía diez meses cuando Hong partió de regreso a Pyongyang y el otro aún no había nacido.

"Es realmente extraño pensar que voy a ver a mi padre por primera vez en mi vida", dijo Peter Hong al "JoongAng Daily".

Renate Hong conoció a su marido, el científico norcoreano Hong Ok-geun, en 1955 cuando éste estudiaba en Alemania Oriental y la pareja se casó en 1960.

En 1961 la pareja se vio forzada a separase después de que el régimen norcoreano ordenara volver a todos sus estudiantes en el extranjero y Renate no pudo acompañar a su marido porque las autoridades de Alemania Oriental le impidieron salir del país.

Dos años más tarde, Renate y su marido perdieron el contacto y la alemana no volvió a tener más noticias.

Finalmente, gracias a las gestiones de la Cruz Roja de Corea del Sur y de Alemania, Renate Hong obtuvo en agosto de 2007 la notificación de que su marido estaba vivo, aunque al principio no se le dio permiso para viajar a Pyongyang.

El año pasado Renate recibió la primera noticia de su marido a través de una carta con un sello que indicaba "remitente desconocido". Habían pasado 44 años sin tener ningún tipo de contacto.

Desde entonces el científico, que se volvió a casar y a formar una familia durante los años de espera en Corea del Norte, escribió otras cuatro cartas a Renate.

El año pasado, la alemana pidió en Seúl al entonces presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, que intercediera ante el líder de Corea del Norte, Kim Jong-il, para reencontrar a su marido norcoreano.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...