España 24.11.2008Imprimir

Hugo Chávez

Chávez consigue la mayoría, pero la oposición gana núcleos claves

(Noticiascadadía/Agencias).- El partido del presidente Hugo Chávez ganó una mayoría de gobernaciones en los comicios regionales del domingo en Venezuela, pero la oposición se llevó los dos principales estados del país y la alcaldía mayor de la capital, Caracas.

Chávez consigue la mayoría, pero la oposición gana núcleos claves

"La victoria es hoy de Venezuela. Se ratifica el camino democrático que el pueblo ha escogido", afirmó Chávez en una intervención en el centro donde su Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) montó esta noche su cuartel general. El presidente dijo que las elecciones "demostraron que aquí hay un sistema democrático y que aquí se respeta la decisión del pueblo", al tiempo que calificó de "gran victoria" los resultados obtenidos por su candidatos.

Chávez felicitó a los candidatos opositores que triunfaron y también dijo que los resultados de los comicios le impulsan a seguir con el proyecto de establecer el socialismo en Venezuela.

Según el primer boletín de resultados dado por el Consejo Nacional Electoral (CNE), la oposición mantiene los dos estados que obtuvo en las regionales de hace cuatro año, el rico estado petrolero del Zulia y el de Nueva Esparta, en el oriente venezolano, y arrebata Miranda, que engloba barrios caraqueños, al oficialismo. Zulia y Miranda están considerados como los más importantes del país por su peso económico, su población que suma más de 6,6 millones de habitantes de los 28 millones que tiene Venezuela, y unas posiciones estratégicas.

La oposición se hizo también con la Alcaldía Mayor de Caracas, que estaba en manos oficialistas, en las elecciones de este domingo que arrojaron una participación del 65,45 por ciento, la más alta registrada en comicios regionales y locales en Venezuela, según destacó la presidenta del CNE, Tibisay Lucena.

En su intervención en la sede del CNE, Lucena dio lectura de los resultados en veinte de los 22 estados cuyas gobernaciones estaban en disputa en las elecciones de este domingo a las que habían sido convocados unos 17 millones de venezolanos. El PSUV, fundado por Chávez para aglutinar a los movimientos que le apoyaron en su reelección en 2006, recuperó los estados de Trujillo, Aragua, Guárico y Sucre, en manos de disidentes del chavismo, y mantuvo Barinas, tierra natal del presidente, donde se presentaba su hermano, Adán.

En una intervención poco después de conocerse los resultados, el PSUV celebró la recuperación del control en tres estados que estaban en manos opositoras y su vicepresidente, Alberto Muller, dijo que ha ratificado su condición de "primera fuerza política del país". Por su parte, el dirigente opositor Henrique Capriles Radonski, que venció en Miranda con un 52,56% de los votos al gobernador oficialista, Diosdado Cabello, afirmó que no pretenden "pelear" con el Gobierno Nacional, y anunció el inicio a partir de mañana de "una nueva etapa de esperanza". "Somos un país que estamos cansados de la peleadera, de la división. Las nuevas autoridades (opositoras) estamos dispuestas a trabajar coordinadamente con nuestro pueblo, con un solo interés, que la gente pueda vivir mejor", agregó Capriles, de 36 años.

Asimismo, el gobernador electo de Zulia, Pablo Pérez, aseveró que "respetará al Gobierno Nacional" y que, "por supuesto, exigimos respeto (por parte del presidente Chávez) para el estado Zulia". "Vamos a trabajar con el Gobierno Nacional, lo que nos importa es el estado Zulia", agregó.

En declaraciones en Zulia, el líder opositor Manuel Rosales se autoproclamó vencedor en la alcaldía de Maracaibo, a la que aspiraba, y se congratuló por la victoria opositora varias regiones y municipios del país, hasta ahora casi en su totalidad en manos del oficialismo. "El mapa de Venezuela comenzó a cambiar, ahora es diverso", declaró Rosales, antes de añadir que la oposición espera que "se anuncie pronto" su supuesta "victoria" en los estados Táchira y Carabobo, en empate técnico. <---newpage--->

Por su parte, el alcalde electo del municipio Metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma, afirmó que gobernará con "amplitud" e invitó al presidente Chávez "a trabajar juntos, para rescatar del caos y de la anarquía" a la capital del país. "Es tiempo de unidad (...) juro de nuevo que no los voy a defraudar", aseguró Ledezma, quien dedicó su triunfo "a los más humildes" y confirmó su "compromiso con los niños de Caracas".

Ledezma, que gobernó Caracas en la década de 1980 con el partido socialdemócrata Acción Democrática (AD), subrayó que en el proceso electoral de hoy sólo "deben sentirse derrotados el hampa", los corruptos y los funcionarios públicos ineficientes.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...