España 26.11.2008Imprimir

vih

Vacuna española contra el SIDA

El fármaco, desarrollado por el CSIC, será probado en 30 voluntarios no infectados del Clínico de Barcelona y del Gregorio Marañón de Madrid

Vacuna española contra el SIDA

(Noticiascadadía/Agencias).- Investigadores españoles anunciaron ayer el inicio de un ensayo de la primera vacuna desarrollada en España contra el SIDA. No evita la infección por VIH pero sí protege contra el desarrollo de la enfermedad.

El ensayo, coordinado por el Hospital Clínico de Barcelona y el Gregorio Marañón de Madrid, se iniciará en enero próximo con 30 voluntarios no infectados, a 24 de los cuales se inyectará la nueva vacuna (MVA-B), mientras que al resto se les proporcionará placebo y servirán de grupo de control.

La nueva vacuna, que coloca a los científicos españoles en la primera línea de la investigación, la ha desarrollado el equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que dirige Mariano Esteban, y se basa en el subtipo B del VIH, que es el más frecuente en España, Europa y otras zonas del mundo.

Según ha explicado en rueda de prensa Mariano Esteban, la vacuna tiene cuatro antígenos modificados, denominados gag, pol, env y nef. Son las sustancias que desencadenan la formación de anticuerpos en el organismo, modificados en esta variante del virus, y que se introducirán en el organismo a través del vector transportador poxvirus MVA.

El doctor Esteban ha remarcado que la vacuna que se utiliza en el ensayo «no puede provocar en ningún caso la infección por VIH de los voluntarios», ya que se ha hecho «como una proteína sintética que se expresa dentro de la célula», pero que al incorporarse como material genético en ningún caso puede persistir en el organismo.

Felipe García, responsable del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Clínico, y Juan Carlos López Barnaldo de Quirós, del Hospital Gregorio Marañón, han explicado a su vez que con el ensayo quieren averiguar si el organismo es capaz de generar respuestas defensivas frente a estas proteínas del VIH.

Los científicos han añadido que si se demuestra la capacidad de generar defensas, en futuros ensayos en fases II y III, que podrían alargarse varios años, se podría comprobar su eficacia en la lucha frente al sida.

Los científicos han puntualizado que no se trata de una vacuna que previene del virus del VIH «porque un paciente infectado tiene él solo más virus que los que hay en una pandemia global de gripe en un año», y que lo que buscan es «que una vez infectados, los pacientes no desarrollen el sida porque su sistema inmune esté reforzado y los proteja».

Según ha explicado uno de los científicos, el 0,5 por ciento de los pacientes infectados por VIH no llega a desarrollar nunca la enfermedad. Son lo que llaman no progresores. Lo que se busca ahora es tratar de reproducir esta situación con una vacuna. El ensayo empezará en enero y a los voluntarios -el Clínico ya tiene ocho reclutados- se les inyectará una primera dosis, un recuerdo al mes y otro a los cuatro, y en este tiempo se les harán análisis de sangre para ver si generan defensas.

Los investigadores han puntualizado que este ensayo de la vacuna se lleva a cabo después de probarse en modelos animales, concretamente en ratones y macacos, y de demostrar su seguridad y su capacidad de inducir respuestas inmunes que protegen frente al virus de la inmunodeficiencia de simio, semejante al VIH.

El seguimiento de los voluntarios, personas de 18 a 55 años que no estén vacunados de viruela y con bajo riesgo de infección por VIH, durará un año. Los primeros resultados podrían empezar a conocerse a partir de mayo de 2009.

Desde su aparición en 1981, el SIDA ha causado la muerte a más de 25 millones de personas, y en la actualidad hay unos 40 millones de infectados en todo el mundo.

El sida mata a unos 3 millones de personas al año. España sigue siendo uno de los países con mayor incidencia de Europa, a pesar de que el número de nuevos casos descendió casi un 17 por ciento en 2007.

El estudio cuenta con la participación de la fundación Eurovacc, se lleva a cabo en el contexto de la Red de Investigación en Sida (RIS) y del Centro Catalán de Investigación sobre una vacuna para el VIH (HIVACAT), y cuenta con financiación pública del Fondo de Investigaciones Sanitarias (FIS).

De lograrse una vacuna tendría especial importancia en algunos países del tercer mundo, donde el sida se ha cebado con la población o también en países emergentes sin capacidad suficiente para hacer frente a la enfermedad. Por ejemplo, según se acaba de saber la incidencia de SIDA en los brasileños mayores de 50 años se duplicó en diez años, desde 7,5 casos por cada 100.000 habitantes en 1996 hasta 15,7 en 2006, pero en el lado positivo se debe señalar que también se duplicó la supervivencia de los enfermos. De acuerdo con el Boletín Epidemiológico, divulgado ayer por el Ministerio de Salud brasileño, la supervivencia promedio de los enfermos de sida en el país subió desde 58 meses en 1995 hasta 108 meses en 2007.

Brasil registró 33.689 nuevos casos de sida el año pasado, ligeramente por debajo de los 35.459 casos notificados en 2006, por lo que el Ministerio de Salud considera la epidemia estabilizada. Entre 1980 y junio de 2008 se registraron 506.499 casos y en ese período murieron 205.409 personas como consecuencia de la enfermedad.
<---newpage--->

Más sobre...

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...