Jaén 19.01.2009Imprimir

Real Jaén

El té de las cinco: Cuéntame un cuento

La Reina de Inglaterra, buena aficionada al fútbol, me invita a menudo a su acogedora casita a tomar el té, y hablar del mundo del balompié. Siempre a las cinco. La hora del té y del balompié

(Noticiascadadía/Alfonso de Pino Torres).- Cuéntame un cuento, y verás que contento. Me voy a la cama y tendré lindos sueños. Érase una vez un presidente que, en una soleada mañana cuando las flores iban en moto, y los hombres de flor en flor, decidió irse de cañas. Para tal aventura, llamó a sus amigos más cercanos: un meticuloso entrenador y un pequeñito y ajustado presupuesto. El presidente, seguro de si mismo dijo: - venga que os invito a unas cañasPerfecto - soltó el entrenador, - pero yo elijo a qué bares y qué cerveza beber. El presupuesto, pequeño y tímido añadió: - en ese caso seré yo el que decida cuantas cañas nos tomamos. Los tres asintieron y comenzaron su particular recorrido por los paisajes más etílicos de Écija. Rápidamente, cogieron el “punto” y empezaron a soñar con una vida mejor. Con nuevas metas, con nuevos retos. El presidente se imaginó con peluca –por qué no-, compartiendo verborrea y sillón con las personas más influyentes del Reino de Nunca Jamás Pierdas La Esperanza del Ascenso. El entrenador, esbozó una sonrisa pensando lo bonito que sería cambiar por unos instantes las cañas por el txakolí, y brindar en la taberna San Mamés. El presupuesto –más ancho que otra cosa-, se veía comprando en las tiendas más exclusivas de la comarca; nada de remiendos ni objetos de segunda mano. Un mundo mejor. Y así, tras degustar lo más variado, cruzar el charco y trincarse más de veinte tochas, se emborracharon de alegría –supongo que algo de alcohol también pillarían- y contagiaron a los habitantes del Santo Reino, que en masa, no paraban de vitorear a los tres héroes que, tras siete años vagando sin rumbo, habían devuelto la ilusión a su gente. Y colorín colorado, este cuento no se acabado. No. Quedan las últimas páginas por escribir, y los guionistas de momento, están respondiendo. Y calzan botas.

Más sobre...

El té de las cinco: Cuéntame un cuentoFoto: Jose Luis Pérez

Foto: Jose Luis Pérez

El dandy: El punto de penalti. Han tenido que pasar veintiuna jornadas para que el pito del árbitro pitara en dirección a tan fatídico punto. Como sospechábamos, el año nuevo ha traído nuevos elementos. Grandioso el señor de negro, y grandioso su pito, que sonó hasta tres veces. ¿Siguiente? Pito, pito, gorgorito…

El hooligan: Carlos Terrazas. Intolerable que este señor nos mantenga por vigésima jornada consecutiva en los puestos de los empollones. Sólo un impresentable haría tal jugarreta al aficionado sufridor del Real Jaén. No descartamos que amañase el balón en el partido contra la Balona. ¿Casualidad que sólo entrara el penalti a favor? Una vergüenza, sin ninguna duda.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...