Gente 20.02.2009Imprimir

Rolling Wood

Los Rolling Stones se plantean echar a Ronnie Wood

Los problemas con el alcohol del guitarrista Ronnie Wood podrían llevarle a la expulsión de la banda en la que toca desde 1975

Si hay algo que debería llevar a cualquiera a plantearse el estilo de vida que lleva es que Keith Richards le advirtiera de que se está excendiendo. Esto es lo que le ha pasado al guitarrista y bajista Ronnie Wood, cuya adicción al alcohol podría costarle su carné de miembro de los Rolling Stones.

Los Rolling Stones se plantean echar a Ronnie WoodPodría ser expulsado del grupo por su problema con el alcohol

Podría ser expulsado del grupo por su problema con el alcohol

Fuentes cercanas a la banda le explicaron al diario británico 'Daily Express' que, antes de embarcarse en una gira, la banda de sexagenarios debe someterse a un "examen médico obligatorio" para poder obtener un seguro que cubra cualquier tipo de incidencia que surja. Por ejemplo, la caída de Keith Richards de un cocotero que hace unos años impidió a los Rolling Stones actuar en España.

"Ronnie falló en su revisión medica para el tour 2002-2003 porque estaba bebiendo siete veces más de alcohol de lo recomendado por semana. Tuvo que pasar meses desintoxicándose en una clínica de Arizona", señalan las mismas fuentes. Parece que ante los planes del grupo de llevar a cabo una nueva gira por Estados Unidos este mismo otoño, los miembros de la banda no están dispuestos a quedarse sin seguro médico por culpa de Ronnie Wood.

En cualquier caso, tanto los Rolling Stones como Wood pierden si éste no participa en la gira. Por un lado la banda, de quien muchos creen que tira el guitarrista a la hora de llevarla de escenario en escenario, siendo algo así como la fuerza impulsora. Por otra, el propio Ronnie Wood, que de ser expulsado del grupo se perdería participar en una gira con unos ingresos más que considerables.

La gira 'A Bigger Band' que los Rolling Stones desarrollaron entre 2005 y 2007 por todo el mundo generó más de 558 millones de dólares (más de 442 millones de euros) convirtiéndose en el tour más rentable de todos los tiempos. Si, como el pasado agosto, Wood tiene que volver a ser ingresado para curar su adicción -en aquella ocasión por pasar diez días bebiendo en Irlanda junto a su novia de 20 años- el guitarrista perderá un trozo de pastel demasiado suculento.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...