Jaén 03.03.2009Imprimir

Real Jaén

El té de las cinco: Siete

La Reina de Inglaterra, buena aficionada al fútbol, me invita a menudo a su acogedora casita a tomar el té, y hablar del mundo del balompié. Siempre a las cinco. La hora del té y del balompié

¡Hola amiguitos! Soy Coco, y hoy les voy a desvelar todos los detalles sobre éste misterioso número. El siete, que viene después del seis, pero no antes del ocho –y esto es gratis para los de la ESO-, tiene una rayita en la mitad cuyo origen se remonta a la época de Moisés, cuando relatando los mandamientos a sus paisanos, llegó al número siete (uno arriba, uno abajo) y dijo: “no cometeréis actos impuros”, a lo que el pueblo  –sabio sin ninguna duda- replicó: “el siete no, el siete no, táchalo, táchalo”. Y fue a partir de ahí, cuando el siete empezó a cobrar una importancia relevante en la historia de la humanidad: siete son los días de la semana, las notas musicales, los colores del arco iris, los pecados capitales, las virtudes teologales, las artes, las Maravillas del Mundo, los sabios de Grecia, los reyes de Roma, las vida de un gato, los errores a descubrir en los juegos… y así hasta el 1940 y... ¡7!, cuando queda “realmente” constituido el club de fútbol más grande de la historia: el Real Jaén.

El té de las cinco: SieteAlfonso del Pino Torres, desde Southampton a la Victoria

Alfonso del Pino Torres, desde Southampton a la Victoria

Y llegamos a nuestros días, donde el siete vuelve a estar de moda, y no precisamente por quién debe vestirlo en “La Roja”, si Raúl o Villa (no hay debate, el siete es de Rueda). Siete son los puntos de desventaja del equipo menos goleado de España respecto al líder. Además, siete son las temporadas que llevamos vagando por el pozo de la “B”, siete son las victorias consecutivas y las siete sin encajar un solo gol.

Si están pensando en comprar un cupón de la ONCE, no lo duden: que acabe en siete. Por la gloria de Antonio Rueda.

Más sobre...

El dandy: El videomarcador. De villano a héroe merecidamente. Ya tenía yo ganas nombrarlo por aquí. Si le diera por reflejar los resultados de primera, le cambio el nombre a la columna. Palabra.

El hooligan: Ra, dios del sol. El tiempo pone a cada uno en su sitio y resulta que, el principal culpable de que los aparcamientos no se asfaltaran en noviembre (Manuel López, dixit), es este señor y sus coleguillas. Seguramente se encontraba por el Caribe con Curro, o al menos no –y doy fe de ello- por Inglaterra. Declarado persona non grata en Jaén.

por Alfonso del Pino Torres

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...