Internacional 06.04.2009Imprimir

EEUU y España

Obama y Zapatero abren una nueva etapa en las relaciones entre España y EEUU

La primera reunión en cinco años entre los mandatarios de Estados Unidos y España, este domingo en Praga, marca "un nuevo tiempo en las relaciones" bilaterales, definió el español José Luis Rodríguez Zapatero, a quien el presidente Barack Obama ya considera un "amigo"

"Este es un momento de nuevo tiempo en las relaciones entre Estados Unidos y España", declaró Zapatero en una breve comparecencia de ambos ante la prensa antes de comenzar la reunión.

Obama y Zapatero abren una nueva etapa en las relaciones entre España y EEUU

"Me alegra poder llamarle amigo", dijo por su parte Obama tras el apretón de manos entre ambos antes del encuentro, que se celebró en Praga al margen de la cumbre entre la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Esta entrevista, muy esperada, ha sido la primera entre los dirigentes de España y Estados Unidos desde enero de 2004.

Las relaciones entre Zapatero y el ex presidente estadounidense George W. Bush nunca fueron buenas debido a la decisión del mandatario español, nada más asumir su cargo, en abril de 2004, de sacar a las tropas enviadas a Irak por su antecesor, el conservador José María Aznar, quien sí mantenía una excelente relación con su homólogo norteamericano.

Fuentes gubernamentales españolas lo explican como un problema de relaciones personales y de desacuerdo en materia de política exterior.

Este domingo, Zapatero subrayó "la actitud del presidente norteamericano (...) una actitud general de cercanía, de buen talante", que "se agradece de manera especial viniendo de la primera potencia del mundo", dijo posteriormente, en una conferencia de prensa al final del día en Estambul.

El encuentro de este domingo vino precedido de numerosas manifestaciones por parte de los gobiernos de ambos países --desde que Obama fue elegido en noviembre-- sobre la sintonía entre ambas administraciones y el deseo de estrechar las relaciones bilaterales.

En esta nueva etapa, el gobierno socialista de Zapatero quiere "colaborar con el presidente Obama por un orden mundial de paz, por un orden mundial más justo en la lucha contra la pobreza y por dar a las futuras generaciones un tiempo mejor", precisó el presidente del gobierno español.

Zapatero insistió especialmente en el "alcance histórico" de las ideas que defiende Obama, cuya "elección y sus primeros pasos como presidente están cargados de esperanza, cargados de futuro".

"Tienen tal alcance histórico las ideas que representa (...) que soy de los que se sitúan en la reflexión de no tanto qué puede hacer Barack Obama o cómo nos puede apoyar, sino cómo podemos apoyar a Barack Obama para que esas ideas en el orden internacional puedan llegar a buen puerto", explicó.

Más sobre...

Por su parte, Obama, además de considerar ya como un "amigo" a Zapatero, lo elogió subrayando que "no sólo entiende claramente la extraordinaria influencia de España en el mundo, sino que también se toma esas responsabilidades muy en serio".

"Creo que vamos a poder establecer lo que ya es una relación fuerte entre los dos países" y "podemos hacer que sean aún más fuertes", deseó Obama, que dio la bienvenida a las "oportunidades de cooperar en toda una serie de temas en los próximos años".

Obama y Zapatero tenían el domingo en su agenda la crisis económica, Afganistán, Latinoamérica, las energías renovables --Obama ha citado en varias ocasiones a España como líder del sector--, el conflicto israelo-palestino y la lucha contra la pobreza, según fuentes gubernamentales.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...