Cultura 14.04.2009Imprimir

Día del libro

Sant Jordi, 500 libros y una rosa

El libro electrónico es una opción en auge entre las nuevas generaciones

La historia se alimenta de tradiciones que configuran la identidad de un pueblo. Conservarlas y darles continuidad a lo largo de los siglos es fundamental para mantener viva la memoria, pero también es necesario adaptarlas a los nuevos tiempos. Las nuevas generaciones que han crecido con el uso de las llamadas Tecnologías de la Información ‘exigen’ una renovación de las tradiciones populares con el fin de mantenerlas.

La festividad del día de Sant Jordi es un buen ejemplo de cómo las tradiciones pueden perpetuarse en las generaciones TIC.

La extrema tecnificación que han experimentado todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida cotidiana ha hecho que nuestra forma de relacionarnos con el mundo y con los objetos que nos rodean sea radicalmente distinta a como lo hacíamos en el pasado.  

500 libros y una rosa

Los libros electrónicos ofrecen una mejor calidad visual y una mayor velocidad de texto gracias a la incorporación de la tecnología Vizplex de tinta electrónica. Precisamente esta tecnología, que no emite luz, es la que proporciona una lectura descansada sin dañar la vista.

Papyre cuenta con una capacidad de almacenamiento de 4 GB, espacio para albergar aproximadamente unos 4.000 libros. Se comercializa con una biblioteca libre compuesta por 500 libros clásicos precargados sin coste adicional para el consumidor.

Este dispositivo permite leer durante semanas sin tener que recargar la batería, ya que tiene una duración de  hasta 10.000 pasos de página.  

Tendencia electrónica

El auge de los libros electrónicos es una realidad en todo el mundo. Prueba de ello, son los datos registrados por la empresa española Grammata, especializada en el diseño y comercialización de libros electrónicos. Sólo el pasado año la empresa ha vendido más de 4.500 unidades de su libro electrónico Papyre, una cifra que se espera que se multiplique por cinco a lo largo de este año.

Más sobre...

Ventajas

Un libro electrónico es más ecológico que un libro tradicional, ya que  se elimina el uso del papel, salvo en casos de impresión bajo demanda para libros especiales.

No ocupa demasiado espacio físico, ya que se trata de un soporte capaz de almacenar aproximadamente unos 4.000 libros. Además, no existe barrera física, los libros y  autores pueden difundirse en la red a tiempo real y evita la sobrecarga de peso en las mochilas: en sólo 220 gramos se almacenarían todos los contenidos.

Por último, su precio es inferior a los libros impresos porque se eliminan intermediarios y materia prima. El soporte digital se paga sólo una vez pero a cambio el usuario tiene una biblioteca con más de 500 títulos valorada en 1500 euros.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...