Jaén 28.05.2009Imprimir

Real Jaén

La Previa: Una eliminatoria de play-off de las de verdad

Raúl Valdivia nos da su punto de vista del próximo partido de la fase de ascenso del Real Jaén, la Ponferradina, un hueso duro de roer

Estamos en el 2º paso para el sueño. Y esta vez nos toca un hueso muy duro de roer. Y por muchos motivos, porque la Ponferradina tiene postín, buenos jugadores y una gran afición.

Postín, porque aunque haya estado solo una temporada en 2ªA, fue hace solo 2 años. Y el año pasado quedó en lo más alto del Grupo II. Por tanto, siempre tiene mucho que decir en la categoría de la que ambos equipos pretenden salir.

Buenos jugadores, especialmente en ataque. En defensa destaca Joaquín Bornes, un central de mucha experiencia, que jugó en el Betis, en el Recre y en Escocia, o Pepe, un lateral que pasó sin pena ni gloria por nuestras tierras. En el centro del campo, tienen a jugadores de mucha calidad, como Cristian Portilla, joven promesa del Racing de Santander (con el que parece tienen algún tipo de convenio, puesto que hay bastantes ex- inquilinos del Sardinero), Dani Borreguero, jugador muy curtido y con buen manejo de balón, que ha jugado en Elche o Sporting, Ernesto, carrilero nacido de la cantera del Castilla, o Teo, jugador muy bueno de banda que ya despuntó en tierras murcianas. Y arriba, 3 ex- primeras y mucha experiencia, el renacido Jonathan Valle, que fue el jugador más joven en debutar en 1ª con el Racing, pero que pronto cayó al olvido, Rubén Vega, jugador que no triunfó en Anoeta, y Óscar de Paula, que si triunfó con la Real, y que vive sus últimos años en el fútbol tirando del equipo del Bierzo. Entre los 3, han marcado nada más y nada menos que 38 goles, al estilo del tridente del todopoderoso Barça. Todo este equipo está comandado por el hermano del artífice, junto con Anquela, del último ascenso del Jaén, Juan Manuel Tartilán. Lo que es la vida.

Y, en mi opinión, este club destaca, sobre todo, por su afición. En un Estadio de 8.300 espectadores de aforo, con una población de 70.000 habitantes, tiene  6.000 socios. Tremendo. Y además, empuja mucho a los suyos y presiona al rival, tanto dentro como fuera. Para más inri, el dato de los 600 desplazados al Ejido. Parecería que es una afición feroz y antipática. Nada más lejos de la realidad. Se prevé un hermanamiento con la afición de Jaén, tanto aquí como allí, todo gestionado por la Federación de Peñas de la Deportiva. Olé por ellos, así da gusto.

Ante estos apuntes, alguien pensaría que son invencibles. Nada de eso.  Junto con el Zamora, son el equipo que más derrotas (11) tiene de los 16 clasificados para el ascenso. Y solo Cádiz y Sabadell han encajado más goles (41). En defensa han tenido problemas, prueba de ello es que han fichado en el mercado invernal a 2 defensas, Jano, del Écija, y Candela, del Granada. Y como locales, han cedido 7 empates y 2 derrotas.

Pero sin duda, y con el apoyo de 500 incondicionales (de nuevo, con autobuses sufragados por las Administraciones Públicas), si Solabarrieta, Esparza, Espín, Geni o Arriaga juegan al nivel que lo hicieron en la eliminatoria anterior y disfrutan de ello, está claro que la Deportiva no tendrá nada que hacer. Y todavía quedará el partido en el Nuevo La Victoria, con unas gradas que, a buen seguro, estarán repletas y con un ambiente, si cabe, mucho mejor que contra el Leganés. El ascenso no se nos puede escapar.

por Raúl Valdivia

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...