Gente 11.06.2009Imprimir

Amor oculto

Pinochet mantuvo una relación oculta durante 40 años

Un recié publicado libro que muestra la vida íntima del dictador, saca a la luz una relación oculta con una ecuatoriana que duró 40 años

"Tras años de espera, el hombre más poderoso de Chile parecía doblegado ante un amor que no había podido olvidar", relata un libro recién salido a la venta en Chile y que aborda la vida íntima del ex dictador Augusto Pinochet y el romance oculto que mantuvo por casi cuatro décadas con una ecuatoriana.

Pinochet mantuvo una relación oculta durante 40 años

"Y enfrente, tenía a aquella mujer de cabello castaño y ojos verdes llamada Piedad", continúa la narración en 'La Familia. Historia privada de los Pinochet' (Debate) que sus autores, los periodistas chilenos Claudia Farfán y Fernando Vega, presentaron el martes a corresponsales extranjeros.

Los reporteros reconstruyen el romance y episodios como la discreta visita que Piedad Noé realizó a Chile en 1983, cuando el mayor del Ejército que ella había conocido en los años 50 en Quito ya estaba transformado en la cabeza de una de las dictaduras más feroces de América Latina.

Hacía más de 20 años que había dejado Ecuador y aún mantenía contacto con Piedad, a quien había conocido divorciada y con tres hijos. Pinochet, que llegó a ese país para organizar la Academia de Guerra, decidió en 1959 regresar a Chile junto a su familia, después de tres años en Quito.

"Piedad fue uno de los grandes amores de su vida. Por ella casi abandona a su familia, a Pinochet le costó volver a Chile", contó Claudia Farfán, asegurando que "el matrimonio estuvo a punto de romperse cuando su esposa se enteró de la historia".

"Esta mujer cruza 40 de los 60 años del matrimonio de Pinochet y Lucía Hiriart", agregó de su lado Fernando Vega.

El matrimonio tuvo cinco hijos -Lucía, Augusto, Verónica, Marco Antonio y Jaqueline- y, según el libro que salió a la venta el 3 de junio en Chile, estuvo a punto de zozobrar debido a Piedad.

"Esa historia fue muy dolorosa. Lucía (la hija mayor de Pinochet) nos contaba que fue un episodio muy triste", contó Farfán.

Pero para Pinochet la carrera militar primó y el romance se mantuvo a través de cartas y viajes ocasionales. Piedad murió en 1990.

La investigación periodística se inició en 2006 después que Lucía Pinochet fue detenida en Washington. La primogénita del general había viajado a Argentina y luego a Estados Unidos, horas antes que el juez chileno Carlos Cerda ordenara su detención por una evasión de impuestos de 860.000 dólares.

La detención estaba enmarcada en el proceso contra el general por las millonarias cuentas secretas que mantuvo en bancos de Estados Unidos y otros países. Era el 'Caso Riggs', que involucró a toda su familia y por el que Pinochet comenzó a sufrir el abandono final de la derecha política que lo había apoyado durante su régimen (1973-90).

Más sobre...

"Ese golpe fue bastante fuerte, porque generó una sensación de mucha incertidumbre respecto del futuro", afirmó Vega, respecto de otro de los episodios más duros pasados por la familia Pinochet.

Después de estallar el 'caso Riggs', en 2004, los hijos de Pinochet se vieron obligados a cambiar su rutina en medio del embargo de bienes y el cierre de cuentas bancarias, después de toda una vida de dependencia económica.

"El descubrimiento de las cuentas marcó el ocaso de Pinochet para siempre", afirmó Farfán.

Pero el impacto de este caso sólo vino a ahondar desuniones y diferencias que estaban en la historia de la familia Pinochet-Hiriart, marcada por rivalidades y desencuentros entre los hermanos.

La investigación, para la que entrevistaron a personas del círculo cercano de Pinochet, como dos de sus hijos, Lucía y Marco Antonio, y su hermana Avelina, abarca de 1943, año del matrimonio de Pinochet con Lucía Hiriart, a diciembre de 2006, cuando el ex general murió marcado por las violaciones a los derechos humanos y el escándalo de las cuentas secretas. <---newpage--->

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...