Transporte y logística 02.07.2009Imprimir

Plan 2000E

El 16% de los coches vendidos en junio se acogieron al Plan 2000E

Los vendedores confían en que las ayudas anticipadas por los concesionarios se recobren a partir del 15 de julio

El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), Juan Antonio Sánchez Torres, afirmó hoy que cerca del 16% de las matriculaciones de vehículos realizadas durante el pasado mes de junio se hicieron acogiéndose al denominado Plan 2000E de impulso a la compra, lo que supone un total de 15.000 operaciones.

Ganvam –que representa a 2.400 concesionarios oficiales y 3.000 compraventas- estima que de no haberse aprobado este plan de ayudas directas a la compra de coche, el mercado hubiera continuado en caída libre, con una bajada cercana al 30% y un total de 81.700 matriculaciones contabilizadas en junio, un mes hasta la fecha tradicionalmente bueno en ventas por la cercanía del periodo estival.

Sánchez Torres afirmó que la puesta en marcha del Plan 2000E ha generado expectación en el sector de la distribución de vehículos, enterrando el desánimo colectivo y devolviendo la ilusión a un mercado que comienza a arrojar cifras que, si todavía no pueden calificarse de optimistas, sí denotan cierta esperanza de recuperación.

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos se situaron en 96.706 unidades en junio, lo que representa una caída del 15,9% con respecto al mismo mes del año anterior, la mitad que en mayo de este año (-38,7%). La demanda de particulares, los principales beneficiarios del nuevo plan de ayudas directas del Gobierno, aumentó un 14,5%.

El presidente de Ganvam calculó que a este ritmo de matriculaciones es probable que la dotación de 100 millones de euros prevista para este plan se agote hacia el mes de octubre o noviembre, lo que podría suponer un “parón  irrecuperable” en una demanda de particulares que ha tardado 31 meses en volver a reactivarse.

Por este motivo, Sánchez Torres solicitó al Ministerio de Industria que adelante a este año la dotación de 500 millones de euros prevista en el Plan VIVE para 2010 y la incorpore directamente al Plan 2000E, con el fin de garantizar el ritmo actual de ventas.

Recobrar las ayudas este mismo mes

Por otro lado, el presidente de Ganvam mostró su confianza en que los primeros pagos de las ayudas anticipadas por concesionarios y compraventas -dentro del denominado Plan 2000E- comiencen a recobrarse a partir del próximo día 15 de julio. La Asociaciación confía en que el reembolso quincenal establecido por el Ministerio de Industria y FITSA –que actúa como entidad colaboradora en este plan-  agilizará el cierre de nuevas operaciones de compra de automóviles en julio, ya que despejará los “miedos” que se ciernen sobre los concesionarios ante posibles desajustes contables en sus cuentas de resultados.

El presidente de Ganvam apuntó que concesionarios y compraventas comienzan a ver una luz tenue al final del túnel, que puede suponer el principio de un cambio hacia un mercado que tardará dos o tres años en volver a recuperar el pulso. Mientras tanto, nos moveremos en una horquilla de entre 800.000 y 900.000 matriculaciones anuales, lejos de las cifras récord de ventas en torno a 1,6 millones de unidades.

Según la asociación, el mercado que saldrá como resultado de esta crisis será un mercado nuevo, muy diferente al que hemos conocido hasta la fecha; distinto en estructura de oferta y la demanda, así como en prácticas, escarmentados de los efectos perversos de todas las automatrículas que inflaron artificialmente las cifras en cerca de 200.000 matriculaciones anuales, generando un mercado artificial y propiciando la acumulación de stock en un contexto de crisis de ventas.

Más sobre...

El responsable de Ganvam considera que las pequeñas y medianas empresas distribuidoras que consigan superar esta crisis también serán compañías nuevas porque saldrán fortalecidas y ganarán competitividad, generando un tejido empresarial fuerte con músculo financiero para acometer nuevas inversiones. En lo que llevamos de año, se han perdido 18.000 empleos en las redes de distribución y se han destruido el 10% de las empresas, de las cuales más del 80% ha sido por cese de negocio. <---newpage--->

Según Sánchez Torres, “este plan de ayudas será sólo un parche si el Gobierno no adopta medidas claras para atajar nuestro gran problema, el paro. Diversos economistas apuntan a que hemos tocado fondo en forma de “L”, y no en “V” como sería deseable. Esto quiere decir que nos mantendremos inmersos en la crisis todavía un largo tiempo, con una cifra de cuatro millones de parados hasta 2012. Estas perspectivas hacen difícil imaginar una rápida recuperación si no somos capaces de devolver la confianza a un consumidor aquejado por la falta de financiación y el temor a perder su empleo”.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...