Jaén 31.07.2009Imprimir

Jaén

Fallece Fernando Arévalo, jiennense ex-director de RNE

Fernando Arévalo Ruiviejo muere a los 63 años por una dolencia cardiovascular

El conocido periodista Fernando Arévalo Ruiviejo (Alcaudete, 1945) falleció ayer, pasadas las cuatro de la tarde, en la UCI en el Complejo Hospitalario de Jaén, como consecuencia de las complicaciones de una dolencia cardiovascular que arrastraba en los últimos años. Colaborador de IDEAL durante décadas, Arévalo hizo buena parte de su carrera en RNE, de cuya delegación en Jaén fue director hasta su prejubilación hace dos años.

Fallece Fernando Arévalo, jiennense ex-director de RNE

 

Empezó a trabajar a los diecisiete en la Emisora Sindical y posteriormente en Radiocadena Española. En el recuerdo, programas como 'Selección de selecciones', 'Panorama deportivo' y 'Quinta Planta', que se mantuvieron en antena durante más de dos décadas. «Yo sentí la llamada de la radio con ocho años y desde entonces supe que quería comentar partidos de fútbol y hablar a los demás por el micrófono a través de las ondas», comentó en una entrevista reciente. «Me considero un locutor de provincias, una modalidad de profesión que se encuentra en serio peligro de extinción. En cuanto a mi manera de proceder, destacaría que siempre he dado la cara y otras tantas veces me la han partido». En 2007, con motivo el Día de Andalucía, el Gobierno andaluz lo premió por «su trayectoria profesional, ética y rigor".

Los jienenses lo conocían sobre todo por su su rotunda voz. Él lo que llamaba «la soledad del micrófono». A raíz de su jubilación, puso cara a esa voz y se prodigaba en la televisión y en actos sociales de todo tipo, como pregones flamencos, otra de sus pasiones junto al fútbol, la enología, los análisis políticos afilados y el cine. Por eso, en los últimos tiempos, solía verse como el detective Areta en la película de Garci, y repetía: «Duermo poco, ando mucho y no me gusta casi nada de lo que veo».

Su último 'vértigo', publicado el pasado lunes, terminaba así: «En fin, que si la perra vida lo permite -mi carrocería ya me rodea por las lindes del cementerio indio- nos encontraremos en septiembre. Tócala otra vez Sam». Fue poco antes de que fuera a por él «la patrulla de la niebla», como solía llamarla.

por Ideal.es

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...