España 21.08.2009Imprimir

Fallo

Los familiares dicen que el avión de Spanair no debió volar

Una configuración del aparato inadecuada para el despegue, la comprobación errónea por parte de los pilotos y la falta de funcionamiento del sistema que tenía que alertarles influyeron en el accidente del avión MD-82

Familiares de víctimas del avión de Spanair que se estrelló hace justo un año en el aeropuerto madrileño de Barajas matando a 154 personas afirmaron el jueves que el aparato nunca debió haber despegado porque llevaba días dando problemas, y pidieron medidas para que no pueda volver a repetirse un suceso así.

"El avión jamás, quiero que quede claro, jamás debió de haber despegado (...) Había indicios más que suficientes para que el avión jamás debiera de haber despegado ", declaró Javier Rodríguez, uno de los miembros de la asociación de familiares de víctimas del accidente que ofrecieron una rueda de prensa en Barajas con motivo del primera aniversario del accidente aéreo.

"Había un sinfín de irregularidades que nadie supo apreciar (...) había muchos fallos, muchos errores, ese avión llevaba dando problemas cuatro días antes del hecho con la sonda de temperatura y nadie supo erradicar el problema, le dieron soluciones para salir del apuro", añadió.

Según un informe hecho público esta semana, una configuración del aparato inadecuada para el despegue, la comprobación errónea por parte de los pilotos y la falta de funcionamiento del sistema que tenía que alertarles influyeron en el accidente del avión MD-82, que se estrelló cerca de la pista de despegue tras levantarse apenas unos metros del suelo.

El avión había llegado a Madrid procedente de Barcelona en un vuelo sin incidencias. Una vez en pista para otro vuelo con destino a Las Palmas de Gran Canaria, la tripulación detectó un excesivo calentamiento de la sonda de temperatura, por lo que volvió al aparcamiento y los mecánicos lo modificaron.

Más sobre...

Uno de los 18 supervivientes presente en la rueda de prensa, que no quiso relatar su experiencia en el aparato, también afirmó que se cometieron muchos errores y que el avión no debía haber volado.

Respecto al proceso judicial abierto tras el accidente, Rodríguez dijo que a las familias se les "está haciendo eterno", aunque dijo que confiaban en la justicia y comprendían que el tema era de gran magnitud y llevaba su tiempo "que se sepa toda la verdad y que cada uno asuma su responsa y pague por ello".

por Agencias

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...