Jaén 31.08.2009Imprimir

Real Jaén

El té de las cinco: Un plato de patatas, sin patatas

La Reina de Inglaterra, buena aficionada al fútbol, me invita a menudo a su acogedora casita a tomar el té, y hablar del mundo del balompié. Siempre a las cinco. La hora del té y del balompié

Fue una noche de verano, hace ya unos cuantos años, cuando a altas horas de la mañana, y con un pedal considerable, mi primo entró a una hamburguesería, y soltó la perla “me da un plato de patatas, sin patatas”. Yo me caí al suelo de la risa, y el cocinero casi le parte la cara por gracioso. Venga a cuento esta pequeña batallita, para intentar comprender la ya famosa noche del 26/08/09 en la Carlos Terrazas dijo adiós y a nosotros nos quitaron las patatas del plato.

El té de las cinco: Un plato de patatas, sin patatasFoto: José Luis Perez

Foto: José Luis Perez

Las razones que dan unos y otros sobre el “Terrazasgate”, no convencen a nadie, mas nadie esperaba ser convencido sabiendo de dónde venimos y a dónde vamos. Pero lo peor, es que todos han salido perdedores: el Real Jaén CF, Carlos Sánchez y, especialmente, Carlos Terrazas, que no ha sabido, o no ha querido dar una explicación convincente. Porque a tres días del inicio de la liga, todo lo que no sea decir la verdad absoluta, incluida la letra pequeña, es pan para hoy y hambre para mañana. La frase de la noche, la soltó un forero en la web oficial del club: “de lo único que nos informan en condiciones, es de cuánto vale el abono, sus descuentos, y las formas de pago”.

Así es la vida, y 87 años de historia del Real Jaén CF, lo confirman. Imagino que para Terrazas, ha debido ser difícil estar cogiendo patatas durante todo el verano, pelarlas una a una, cortarlas a tiras, echarlas a la sartén y freírlas hasta conseguir el crujiente deseado, para en un suspiro, decidir que él, no quiere comérselas. Seguramente nunca sabremos el porqué. Para el Presidente quedó la patata caliente, la cual -aunque con dificultad-  supo digerir y para el pueblo, un cabreo monumental porque nos quitaron la comida cuando estábamos a punto de hincarle el diente. Pero se nos pasará, porque el que se ha ido es el cocinero, y el plato con sus patatas, sigue ahí, a la espera de que un nuevo chef intente servirlas sobre la mesa con un aspecto decente. Confiemos en que no se pase de sal.

El dandy: Los socios. Pasarán los entrenadores, cambiarán los presidentes, irán y vendrán los jugadores, pero los casi 3000 abonados que llevamos esta temporada, seguiremos, desde la tierra y desde el cielo (grande Fernando) porque somos socios del Real Jaén CF, y al final, en cuanto el balón comience a rodar, nuestros sentidos estarán con los de la camiseta blanca y morada, sean quienes sean.

El hooligan: Los socios del Terrazas CF. Que los hay, y en cantidades industriales. Sólo una recomendación antes de que rajen su carné: fíjense bien, que lo que está escrito es Real Jaén CF, y para nada aparece algo medianamente parecido a la palabra terraza. Estos, más los 14000 restantes del partido del Villarreal B, a pagar 15€/mes -más nuevo decodificador-  para ver al Madrid o Barcelona. Que las celebraciones en la intimidad, salen infinitamente mejor.

por Alfonso del Pino Torres

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...