Internacional 28.09.2009Imprimir

En china

El cocinero español Martín Berasategui abre su primer restaurante en China

Berasategui se suma así al otro cocinero con tres estrellas de la guía francesa, el galo Jean-Georges Vongeriechten, que también tiene un restaurante en la metrópoli china

El cocinero español con tres estrellas de la guía Michelin Martín Berasategui abre hoy en Shanghái, en el este de China, su primer restaurante fuera de España, un proyecto que supone "más que un sueño hecho realidad" para él, aseguró hoy a Efe.

El cocinero español Martín Berasategui abre su primer restaurante en China

El cocinero donostiarra decidió "decirle que sí a un proyecto al que no se le podía decir que no" y aceptó abrir un local en la ciudad oriental aliándose con varios amigos, primero viejos clientes y ahora ya socios: el arquitecto español Manuel Cominges y tres inversores chinos con actividades en España.

Berasategui se suma así al otro cocinero con tres estrellas de la guía francesa, el galo Jean-Georges Vongeriechten, que también tiene un restaurante en la metrópoli china (el "Jean-Georges"), así como a los igualmente reconocidos con tres estrellas Michelin Chan Yan-tak (con un local en Hong Kong) y Joël Robuchon (en Macao).

El restaurante de Berasategui, que en principio iba a abrir en mayo pasado, está alojado en un edificio de estilo modernista francés, construido en 1921 como sede en la antigua concesión colonial francesa de Shanghái de la compañía cinematográfica Pathé.

El local, de cuatro plantas con terraza, tiene capacidad para acoger a cerca de un centenar de personas, y espera atraer tanto a la numerosa comunidad de expatriados de Shanghái u otras ciudades de Asia, como a parte del público chino con poder adquisitivo e interés por la cocina internacional.

Berasategui lo atenderá viajando a Shanghái dos veces al año, y transmitiendo cada semana por videoconferencia sus nuevas recetas de "cocina creativa" desde su sede principal de Lasarte-Oria (Guipúzcoa, en el País Vasco español) a los responsables del local shanghainés, ubicado en el concurrido parque Xujiahui de la ciudad.

Para ello, recibirá en España, cada dos semanas, ingredientes de la "cesta de la compra china", con los que experimentará para enviar nuevas recetas e ideas a su restaurante asiático.

"La riqueza de un cocinero es saber dónde está", explica Berasategui, admirado tras descubrir que en China "hay una cantidad de vegetales y de setas asombrosa, y grandes productos que eran desconocidos para mí".

Con estos ingredientes espera añadir platos más cercanos al público local en su restaurante de Shanghái, aunque también ofrecerá allí la cocina que se puede encontrar en sus demás locales en España, y aclaró que "no necesariamente" utilizará esas ideas en sus restaurantes españoles.

A mercados como China, afirmó, "hay que venir sin pereza ni vergüenza si queremos vender al mundo el momento histórico que tiene ahora mismo la cocina española, cuando goza de la mejor salud que ha tenido nunca".

"Tenemos que dejar la timidez a un lado y trabajar con la misma humildad que cuando no nos conocía nadie, ya que una parte de la cultura que se hace en nuestro país es la cocina", aseguró.

"Hay que viajar para que nos conozcan", sentenció el cocinero donostiarra

 

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...