España 14.10.2009Imprimir

Deporte

Una mínima deshidratación puede causar pérdidas de atención y de memoria

Coincidiendo con el inicio del curso universitario, el Observatorio de Hidratación y Salud pone en marcha una campaña de concienciación sobre la importancia de la hidratación en el rendimiento cognitivo

La hidratación influye en el buen funcionamiento del cuerpo y de la mente. El conjunto de procesos mentales que intervienen en la inteligencia y el pensamiento sufren alteraciones como consecuencia de la deshidratación. La memoria, el aprendizaje, la capacidad de atención, etc. pueden disminuir por la falta de líquidos, sobre todo cuando el cuerpo sufre pérdidas de más del 2%. Estas son algunas de las conclusiones del Estudio sobre “Hidratación y Rendimiento Cognitivo” dirigido por el Prof. Dr. J. A. Flórez, Catedrático de Ciencias de la Conducta de la Universidad de Oviedo.

Una mínima deshidratación puede causar pérdidas de atención y de memoria

Todo esto es especialmente importante para los más de 9 millones de universitarios españoles que en estos días se reincorporan a las clases. Es conveniente, por tanto, mantener una adecuada hidratación que facilite que el rendimiento sea el máximo. La ingesta frecuente y en pequeñas cantidades de líquidos, incluyendo además de agua, infusiones, refrescos, zumos, lácteos, etc. ayuda a mantener este óptimo equilibrio hídrico.

Este estudio supone un avance en la investigación de los efectos de la deshidratación en el rendimiento intelectual. Si bien existe bibliografía previa que pone de manifiesto esta relación, las consecuencias psíquicas de la deshidratación se han estudiado con menos profundidad que las físicas. Todo ello es debido la dificultad que entraña evaluar los múltiples factores que intervienen en la hidratación de una persona así como complejidad de la propia función cognitiva.

Entre las conclusiones del estudio destaca que una mínima deshidratación puede tener consecuencias en el rendimiento mental, y que estos efectos aumentan al perder más líquidos:

- Con pérdidas del 1% aumentan los tiempos de reacción y disminuye la memoria.

- A partir del 2% se producen pérdidas momentáneas de memoria, disminuye significativamente la atención, las respuestas reflejas, la coordinación psicomotriz, la voluntad y pensamiento, y la coordinación visual y motora.

- Si se pierde más del 3% de los líquidos corporales pueden aparecer fuertes dolores de cabeza, alteración en la destreza, y desorientación.

- Cuando las pérdidas superan el 6% es frecuente que se produzcan delirios y/o alucinaciones, disminuye drásticamente la memoria a corto plazo y la capacidad de concentración.

Campaña “Mentalízate. ¡Hay mil formas divertidas de Hidratarse!”

Para evitar llegar a estas situaciones, y coincidiendo con la presentación de este estudio, el OHS pone en marcha una acción de concienciación dirigida especialmente a estudiantes universitarios y trabajadores con alta carga de esfuerzo mental.

Bajo el lema “Mentalízate. ¡Hay mil formas divertidas de hidratarse!” se distribuirán materiales informativos en centros universitarios y en oficinas de toda España con los que se pretende concienciar a estudiantes y trabajadores del papel de la hidratación en el rendimiento y ayudarles a conocer los síntomas más comunes de la deshidratación. También se ofrecen unos sencillos consejos que pueden hacer más fácil y divertido beber lo suficiente en el lugar de trabajo, en la oficina, en la biblioteca, etc.

Además, en la Web www.hidratacionysalud.es, se puede encontrar información de utilidad y consultar las dudas a un especialista.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...