Internacional 15.10.2009Imprimir

15 octubre

Hoy es el 'Día Mundial de la mujer rural'

Las Administraciones deben garantizar el acceso al empleo de las mujeres que viven en las zonas rurales

Ante la celebración del Día Mundial de la Mujer Rural, ASAJA-Córdoba aprovecha para reclamar una mayor implicación de las instituciones en el fomento de la incorporación de la mujer del ámbito rural al mercado laboral. A día de hoy miles de mujeres siguen esperando la dotación presupuestaria al Plan Estratégico de la Mujer Rural contemplado en la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural, Ley aprobada el 29 de noviembre de 2007. La puesta en marcha de este Plan Estratégico, según palabras de la propia ministra Espinosa, iba a propiciar una igualdad plena y una visualización del trabajo de las mujeres rurales españolas, algo que de momento no ha sucedido.

Hoy es el 'Día Mundial de la mujer rural'

El papel de las mujeres que viven en nuestros núcleos rurales en el mantenimiento de las explotaciones familiares, ha venido hasta ahora realizándose a “oscuras”, sin posibilidades de participar y recibir las prestaciones que por derecho le corresponden a todos los trabajadores. Gracias a estas mujeres ha sido posible el mantenimiento y traspaso de tradiciones, y sin embargo siguen sin ser reconocidas y tratadas en condiciones de igualdad. Oficialmente en España hay poco más de 500.000 mujeres titulares de explotaciones, aunque se estima en 750.000 las mujeres que dedican una parte importante de su tiempo a la actividad agraria como mano de obra familiar. Sin embargo, los compromisos del Gobierno no terminan de cuajar. En este sentido conviene recordar que en con motivo del Día Internacional de la Mujer, en marzo del año pasado se aprobó el Decreto de Titularidad compartida, un decreto que no soluciona el problema de la mujer en el campo, y que no es más que una declaración de intenciones, del que queda aún por desarrollar todo su contenido.

Más sobre...

Por ello, en el Día Mundial de la Mujer Rural, ASAJA-Córdoba reclama mayores dotaciones para permitir que las mujeres puedan crear sus propias empresas y acceder así al mundo laboral y mejorar su nivel de autorrealización y colaboración con las economías domésticas. Junto a ello, se hacen necesarios mecanismos que permitan la conciliación de la vida laboral y familiar, especialmente en el ámbito rural, tradicionalmente abandonado y en el que el abanico de posibilidades se reduce y cierra para estas mujeres y madres. Es el momento de que los compromisos adquiridos por la Administración se pongan en marcha, y de que las mujeres que viven en situación de dependencia tengan la ayuda que el Estado les prometió.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...