Cultura 02.01.2009Imprimir

Paradero desconocido

Un museo de Marsella 'pierde' un 'degás'

Los trabajadores del centro descubren la desaparición de uno de sus cuadros, valorado en 800.000 euros y prestado por el Museo de Orsay

Les choristes, un pequeño pero valioso cuadro del genio del impresionismo francés Edgar Degas (1834-1917), se ha esfumado literalmente del Museo Cantini de Marsella, al sureste de Francia, donde se exponía desde el pasado mes de octubre, según han descubierto hoy los propios empleados de la pinacoteca, cuando han abierto sus puertas a las diez de la mañana. Por extraño que parezca, no se sabe de momento si ha sido robado, si quedó olvidado en algún almacén o alguien lo tomó prestado para su salón, porque no hay ninguna puerta forzada ni saltaron las alarmas.

Un museo de Marsella 'pierde' un 'degás'

"Está valorado en 800.000 euros, no en 30 millones de euros" como difundieron inicialmente los medios franceses, pues no se trata de un cuadro célebre de Degas, según ha precisado la Reunión de Museos Nacionales de Francia (RMN), que gestiona el museo marsellés. De hecho, ni siquiera aparecen bailarinas. Las mismas fuentes se han referido a la obra desaparecida como "un pequeño pastel", en referencia a la técnica con la que se pintó. "Por el momento no hay más información. La investigación continúa", se ha limitado a declarar la RMN, que en un principio no quiso difundir el nombre de la obra desaparecida porque primero se quería avisar al museo prestamista, el Orsay.

Tres hipótesis

El fiscal general de la República, Jacques Dallest, sí que confirmó desde un principio que el cuadro, un pastel de 32 por 27 centímetros, es Las coristas, también llamado Las figurantes, pintado en 1877. Según la web Artehistoria, el propio Degas explicó que representa una escena de la ópera Don Juan. Es su única imagen de ópera en la que no aparecen bailarinas. La iluminación teatral y la disposición de los personajes son, según esta página, los dos puntos fundamentales del conjunto, en el que dominan los tonos naranjas y rojos. Expuesto en la muestra impresionista de 1877, en la que Degas se presentaba como el más feroz de los realistas, recibió muy duras críticas.

"Es una obra de un valor inestimable", ha declarado un empleado del museo, donde no se explican lo sucedido. Para aumentar la dosis de misterio, la emisora France Info, citando a fuentes judiciales, ha indicado que "no parece haber huellas de delito". "Parece que el cuadro hubiera desaparecido por la noche antes de la apertura del museo", ha subrayado Dallest. "No hay daños a simple vista", ha añadido, para aventurar tres hipótesis: "Un visitante, un intruso o un cómplice interno".

El cuadro era un préstamo del Museo de Orsay de París, especializado en el arte del siglo XIX, propietario del valioso fondo impresionista del antiguo Jeu de Paume. La obra desaparecida formaba parte de la exposición De la scène au tableau (De la escena al cuadro), abierta el 6 de octubre en el Museo Cantini, en pleno centro de Marsella, y que debe cerrar sus puertas el día 3 de enero. Entre otras telas, la exhibición reunía una veintena de obras del maestro francés, particularmente celebrado por los pasteles en los que captó el mundo delicado y bello del ballet de finales del siglo XIX. La brigada de represión del bandidaje de la Policía Judicial investiga el caso, por encargo de la Fiscalía de Marsella, precisan las mismas fuentes judiciales.

por Agencias

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...