Gente 29.01.2010Imprimir

San Valentín 2010

San Valentín de lujo en medio de la sabana africana

La cadena hotelera sudafricana de lujo Sun International invita a los enamorados a disfrutar de unos inolvidables días en el hotel 5* Gran Lujo The Palace of The Lost City

Situado en medio del cráter de un volcán de 150 kilómetros de longitud y 15.000 hectáreas de frondosa vegetación, de la cual casi un 80% son plantas autóctonas. Un oasis de opulencia e intimidad que se erige como un paraíso ideal para unas vacaciones románticas y cuyo ambiente traslada a la pareja a los antiguos reinos africanos.

San Valentín de lujo en medio de la sabana africana

El elefante Shawu, una estatua a tamaño natural esculpido en bronce, les dará la bienvenida en el hall de la entrada donde dominan los colores tierra y los diseños típicos africanos. Los enamorados pueden alojarse en una de sus lujosas suites decoradas con piezas artesanales tradicionales y con unas vistas impresionantes a los jardines Además a su llegada serán agasajados con vino espumoso y una cesta de frutas. Disfrutar de un romántico paseo por los alrededores del hotel al atardecer es una atractiva sugerencia.

A los enamorados les espera un divertido safari en 4x4 para vivir la experiencia única de contemplar a los “Big Five”: elefante, búfalo, leopardo, león y rinoceronte. Los que así lo prefieran podrán elegir una inolvidable excursión en globo y contemplar la extensa sabana africana o darse un chapuzón en el Valle de las Olas.

Para relajarse, nada mejor que un masaje con aromaterapia en el Spa del hotel, que también ofrece tratamientos exclusivos para dos. Por la noche, la pareja disfrutará de una cena exquisita en el sofisticado restaurante italiano Villa del Palazzo, que propone un exclusivo menú de San Valentín para “conquistar” el apetito de los especiales comensales de la mano del chef de Sun International, Conrad Gallagher...

Una antesala perfecta que se completará con un selecto menú de 5 platos para todos los gustos que incluye salmón fresco con olivas negras en forma de las flechas de Cupido como guiño al día y cordero asado. Un postre dulce compuesto de frambuesas y chocolate será el broche de oro para este día tan especial. Después de la cena, tomarse una copa relajadamente en el Tusk Bar del hotel, con los acordes de un piano como sonido de fondo, es la mejor opción para disfrutar de una tranquila e inolvidable velada para dos con sabor africano.


 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...