Jaén 03.02.2010Imprimir

Salarios

Derrota judicial de los sindicatos en los juzgados de Jaén

La sentencia considera como hecho probado que para el año 2009 no hubo previsión oficial de IPC del Gobierno. Da la razón a la Federación Empresarial Jiennense de Comercio y Servicios

El Juzgado de lo Social Nº 2 de Jaén ha dado la razón a la Federación Empresarial Jiennense de Comercio y Servicios respecto del conflicto colectivo planteado por UGT y CCOO sobre incremento salarial para el año 2009 en el Convenio Colectivo de Oficinas y Despachos de la provincia de Jaén.

Derrota judicial de los sindicatos en los juzgados de Jaén

La Sentencia establece que para el año 2009 no hubo previsión de IPC del Gobierno, por lo que habrá de aplicarse el IPC real del 2009 más el porcentaje establecido como fijo en la negociación- 0,6%-. Así, recoge en su fallo textualmente el incremento de los salarios del Convenio colectivo de Oficinas y Despachos de la Provincia de Jaén para el año 2009, será el resultante de sumar el 0,6% al IPC real resultante de todo el año 2009, lo que se verificará una vez se conozcan los datos del IPC de diciembre de 2009”.

Este problema se ha suscitado en otros muchos sectores empresariales como madera, derivados del cemento y construcción, donde las tesis empresariales defienden que no ha existido IPC previsto para 2009, como así lo ha manifestado el propio Ministerio de Economía y Hacienda. Pretender aplicar un IPC previsto del 2%, inexistente, cuando el verdadero espíritu de las partes negociadoras siempre ha sido garantizar el poder adquisitivo con la referencia última del IPC real de cada año más el fijo pactado, es considerado por la representación empresarial defender un enriquecimiento injusto ajeno a lo realmente acordado.

En la misma línea que sostiene la representación empresarial se han pronunciado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y  el TSJ de Castilla y León, si bien, la respuesta de los tribunales ante litigios sobre este tema está siendo variada, redactándose sentencias que amparan una y otra tesis.

De ahí que la representación empresarial, al menos en convenios como el descrito de oficinas y despachos, de madera y de derivados del cemento, una vez interpuesta la demanda por parte de las centrales sindicales y cerrada por tanto la vía de la negociación, agotará todas sus posibilidades legales, lo que podría llevar no sólo al planteamiento de recurso de Suplicación ante la Sala de lo Social del Tribunal de Superior de Justicia de Andalucía, sino que recurrirá para solicitar la unificación de doctrina en el Tribunal Supremo. Ello conllevará a que transcurra bastante tiempo hasta que el problema se soluciones en sentencia firme.

 

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...