Internacional 24.02.2010Imprimir

El Desierto de los Niños

En marcha la sexta edición de El Desierto de los Niños

Este viaje, organizado conjuntamente por Duna Aventura y Raidaventura 4x4, es una combinación de aventura infantil, viaje en familia y evento solidario que lleva a los más pequeños de la casa a conocer el desierto de una manera diferente

Desde su primera edición El desierto de los Niños quiso dejar una pequeña huella de su paso por Marruecos y la caravana iba acompañada por el Camión Solidario, lleno de material escolar que se iba repartiendo por los colegios de la zona que se visitaba. Un material que se entregaba como trueque, ya que, a cambio, los niños de las escuelas que visitaba El Desierto de los Niños entregaban dibujos realizados por ellos mismos con los que, a la vuelta del viaje, se realiza una exposición de fotografías y dibujos.

En marcha la sexta edición de El Desierto de los Niños

En 2009 se daba un paso más con la inauguración de la Escuela El Desierto de los Niños de Erfoud, un colegio creado, en colaboración con la Fundación Corazón Guerrero, para niños de hasta 7 años, edad a la que comienza la educación obligatoria en Marruecos. La escuela está ubicada en el barrio más pobre de Erfoud, la gran mayoría de sus alumnos son huérfanos y cuenta también con guardería. En la actualidad acuden cada día a clase 40 niños, mientras en la guardería hay otros 10.

En 2010 la escuela crece al habilitarse la planta superior como taller de costura, para que las madres de los niños de la escuela tengan un medio con el que ganarse la vida. En el Camión solidario viajarán las mesas y las máquinas de coser necesarias para poner en marcha el taller.

Además, se inaugurará una segunda escuela, situada en la población de Auofuss. Serán los propios niños (los españoles y los marroquíes), los encargados de colaborar en la puesta en marcha del colegio, llevando desde el Camión Solidario hasta la escuela los pupitres, sillas y material escolar necesarios.

15 días antes

Otra de las novedades de la edición 2010 se realizará 15 días antes del viaje en la localidad madrileña de Torrelodones. El programa “Con muy poco puedes dar mucho” se ha creado para que niños que no acuden al viaje puedan aportar también su granito de arena al proyecto.

Los días 15 y 16 de marzo una comitiva de El Desierto de los Niños, encabezada por su Camión Solidario, recorrerá los colegios de Torrelodones donde recogerá los donativos que, voluntariamente, entreguen los niños. Cada niño da un solo regalo, un simple cuaderno o una caja de lapiceros, pero gracias a la suma de todos los niños de la localidad se llenará el camión con un material muy valioso para las escuelas que visita el viaje. Cada uno da un poco y conseguimos un mucho.

Con posterioridad, los chavales de Torrelodones podrán ver los resultados visitando la Exposición de Fotografías y dibujos que se desarrollará también en la localidad madrileña, unos días después del retorno a España del viaje.

Una completa organización

Una aventura como El Desierto de los Niños no sería posible sin un completo equipo de organización, que viaja a bordo de los iX35, iX55 y Santa Fe que Hyundai, el vehículo oficial del evento, cede a la organización. En total son 18 personas con diferentes funciones: 6 guías con gran conocimiento del terreno (entre los que se encuentra el reciente ganador del Dakar, Lucas Cruz) son los encargados de dirigir los grupos en los que se divide la caravana para el día a día; 6 monitores infantiles que coordinan no pocas actividades con los niños, organizando todo tipo den juegos para que los niños conozcan divirtiéndose los lugares por los que se va pasando; 2 médicos que están siempre atentos a las posibles incidencias médicas de los chavales; un encargado de logística cuya misión es que todo esté preparado cuando el grupo llega a las poblaciones, un trabajo muy importante teniendo en cuenta que se trata de una caravana de más de 150 personas; 2 mecánicos para solucionar las posibles incidencias mecánicas; y un responsable de la relación con los participantes, que se ocupa de la coordinación general. <---newpage--->

Los imprescindibles apoyos

Un buen número de patrocinadores y colaboradores confían en El Desierto de los Niños desde su primera edición, permitiendo que un viaje de estas características se pueda realizar.

Hyundai es el vehículo oficial y facilita los imprescindibles vehículos de la organización. Los iX35, iX55 y Santa Fe se encargan de ser líderes de los grupos, transportar monitores, llevar a los médicos a cualquier lugar o, en manos de los mecánicos, rodar de grupo en grupo por si hay incidencias.

Aquarius aporta el Camión Solidario, pieza clave del viaje, ya que en su interior viaja todo el material escolar, una buena parte del cual serán los pupitres donados por la localidad almeriense de Lúcar. También transporta el material donado por los niños de Torrelodones.

Goodyear, por su parte, es el neumático oficial. Los Wrangler ATR equipan a todos los vehículos de la organización, unos neumáticos de excelente rendimiento en pistas y arena, además de muy resistentes a los pinchazos, algo muy importante en los pedregosos caminos marroquís.

Alain Afflelou aporta un buen número de gafas de sol, muy útiles para unos niños que viven en un lugar donde el sol y la arena dañan sus ojos.

Promyges patrocina la acción ecológica del viaje: el palmeral Promyges Desierto de los Niños. Una iniciativa con la que en cada edición se plantan 14 palmeras junto a las dunas. Con las de este año serán ya 48, que van creciendo año a año a ojos de los niños, que son los encargados de plantarlas.

El Ayuntamiento de Torrelodones y la Asociación Empresarial de Torrelodones hacen posible la iniciativa “Con muy poco puedes dar mucho”. Además, en la localidad madrileña se inaugurará la Exposición de fotografías y dibujos posterior al viaje.

Por su parte, la Comarca de Almanzora colabora organizando el punto de encuentro de la caravana. Niños y mayores venidos de puntos de toda España se reúnen en Fort  Bravo, donde los chavales acuden a espectáculos del oeste, mientras sus padres gestionan los últimos preparativos antes de embarcar en el puerto de Almería.

Nacho Salvador, alma máter y organizador del viaje, define esta miniaventura como “una experiencia inolvidable para pequeños y mayores. El Desierto de los Niños, añade, es una forma diferente de ayudar a los demás, ya que hay solidaridad, hay diversión, y todo ello en familia. Es, para la mayoría de los niños que vienen con nosotros, algo que no olvidarán en su vida.”

Más información e inscripciones: www.desiertoniños.es.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...