Jaén 04.05.2010Imprimir

Reconocimiento

Premio “Embajador de la Ardilla” para el investigador Marino Uceda

Uceda es natural de Beas de Segura, una localidad en la que su familia poseía una almazara, por lo que su vinculación con el mundo del aceite de oliva ha existido a lo largo de toda su vida

El Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Sierra de Segura” ha concedido el Premio “Embajador de la Ardilla” 2010 a Marino Uceda, considerado como uno de los mejores investigadores a nivel internacional sobre calidad y técnicas productivas del aceite de oliva virgen extra. La Junta de Vocales del CRDO ha decidido otorgarle este galardón al investigador del IFAPA porque considera que siempre ha sido un gran defensor de los aceites de calidad y de la variedad principal de la Denominación de Origen Sierra de Segura, es decir, la picual. Este galardón, que se entregará el próximo 22 de mayo en el marco de la Fiesta del Remate, pretende reconocer a una la institución o persona que se haya destacado en la defensa y proyección de la Denominación de Origen Sierra de Segura y los aceites de oliva de calidad.

Premio “Embajador de la Ardilla” para el investigador Marino Uceda

“Cuando poca gente apostaba por la variedad picual como base para elaborar aceites de calidad, Marino Uceda seguía apostando por esta variedad. Cuando mucha gente, fundamentalmente productores jiennenses, pensaban que la provincia de Jaén no podía aspirar a premios a la calidad con sus aceites picuales, Marino Uceda insistía en que de la variedad picual se podían obtener los mejores aceites del mundo”, explica Francisco Moreno, secretario de la DO “Sierra de Segura”. Años después, la realidad se ha encargado de demostrar la veracidad de la teoría de Marino Uceda, ya que los aceites picuales con DO “Sierra de Segura” han obtenido numerosos premios a la calidad en prestigiosos certámenes.

Uceda es natural de Beas de Segura, una localidad en la que su familia poseía una almazara, por lo que su vinculación con el mundo del aceite de oliva ha existido a lo largo de toda su vida. Además, el CRDO “Sierra de Segura” quiere reconocer con este premio la intensa labor que ha realizado mediante su pertenencia a distintos órganos del Consejo Regulador desde sus inicios. El investigador del IFAPA señala que para él supone un honor recibir este premio en su propia tierra, y muestra su agradecimiento por el hecho de que se reconozca su lucha continua desde hace 35 años por la calidad del aceite, especialmente de la variedad picual. “Siempre he creído en la calidad que pueden tener los aceites picuales, que por fin se está viendo reconocida en los últimos años. Además, tengo claro que voy a seguir siendo embajador del aceite de la Sierra de Segura porque la investigación de la calidad del aceite, aparte de ser mi profesión, es mi pasión”, señala.

Uceda también mantiene que los aceites de la Sierra de Segura son reconocidos por su calidad desde hace mucho tiempo, por cualidades como su sabor o su composición, “una serie de características que los hacen diferentes al resto”. A este hecho contribuye la situación de los olivares segureños, ubicados a altitudes medias y altas, lo que influye en la composición del aceite de oliva.

El Premio “Embajador de la Ardilla” es un prestigioso galardón que ha sido concedido en ediciones anteriores a personalidades como Felipe López, presidente de la Diputación Provincial de Jaén hasta hace unos días; Manuel Parras, rector de la Universidad de Jaén; Antonio Jiménez, periodista nacido en Siles, o José Bautista de la Torre, precursor de la Denominación de Origen “Sierra de Segura”.


 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...