Gente 12.05.2010Imprimir

Nutracética

El arte de cuidarse desde dentro hacia fuera

Presentación del Primer Estudio Nutridiver sobre los Nutracéuticos en España

El 85% de los españoles se preocupan por la salud, lo natural y el bienestar pero, sin embargo, sólo el 15% toma medidas reales de prevención.

El arte de cuidarse desde dentro hacia fuera

Existen 10 tipologías de personas según el estilo de vida y nutrición. Perfiles como las/los todoterreno, los/las tester o las/los nómadas ponen de relieve que estamos superado la cultura de “lo light” y la alimentación funcional y caminando hacia la era nutracéutica.

Los nutracéuticos son una gama de complementos alimenticios de origen natural que pueden actuar sobre necesidades específicas de cada persona.

La dinámica y el ritmo impuesto de la vida actual han conseguido que el lema olímpico citius, altius, fortius (más lejos, más alto, más fuerte) se convierta a la par que en una obsesión, en una obligación para complacer las exigencias y requisitos del siglo XXI. Este acelerado ritmo de vida hace que cada vez sea más difícil seguir una dieta equilibrada y mantener un estilo de vida saludable. “El 90% de los españoles es consciente de esta realidad y considera que su ritmo de vida influye negativamente en su bienestar físico y anímico”. Sin embargo “no se da cuenta de que síntomas como el estrés, el nerviosismo, la pérdida de cabello, el desgaste articular, el desánimo o los resfriados recurrentes suelen significar que a nuestro cuerpo le faltan nutrientes”, asegura Mareva Gillioz Lombard, asesora en nutrición, dietista y naturópata.

Falta de cultura de prevención

Según se desprende del Primer Estudio Nutridiver sobre los Nutracéuticos en España, “el 85% de los españoles se preocupan por la salud, lo natural y el bienestar, pero, sin embargo sólo el 15% toma medidas encaminadas a la prevención”. Los españoles solemos esperar a caer enfermos para reaccionar, mientras que en otros países como Japón o Estados Unidos la tendencia nutracéutica es ya una realidad. En dichos países la población ya ha comenzado a incorporar el hábito de tomar complementos alimenticios para reforzar y proteger el organismo de cara a posibles recaídas y enfermedades.

Evolución de la nutrición en la sociedad

La nutricionista, Mareva Gillioz Lombard, asegura que la sociedad española se encuentra en un nuevo estadio de la evolución de la nutrición: “estamos superando la cultura de lo light y la alimentación funcional y caminamos hacia la era nutracéutica, la de la prevención, aunando la esencia y saber milenario de la naturaleza con los últimos avances científicos”. La población empieza a interiorizar que ya no basta con reforzar el sistema inmunitario y defensas en general, sino que cada persona tiene que prevenir y trabajar sus propios puntos débiles, que varían según su sexo, edad, estilo de vida, etc.

El plus y beneficios de los nutracéuticos

Los nutracéuticos son complementos nutricionales de origen natural elaborados a base de ingredientes como el omega 3, los probióticos, el arándano, el aceite de germen de trigo, o los extractos de plantas medicinales como la grosella, la melisa o el diente de león, por ejemplo. Se encuentran a medio camino entre los medicamentos, que se obtienen en su mayoría por síntesis química, y los productos de herbolario, tradicionalmente concebidos como más naturales. Están regulados por la directiva 2002/46/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 10 de junio de 2002 y en su mayoría tienen forma de cápsula, para favorecer la comodidad y movilidad de poder llevarlos encima en cualquier momento. Esta nueva forma de pocket salud se comercializa en farmacias y parafarmacias y se recomienda que sea siempre un especialista –farmacéutico, médico, dietista o nutricionista– quien prescriba su uso. <---newpage--->

10 perfiles según nutrición y estilo de vida

Otro dato revelador que se desprende del Primer estudio Nutridiver sobre los Nutracéuticos en España es que se vislumbran 10 tipologías de personas según su estilo de vida y hábitos de nutrición. Se trata de los/las crónicos, los/las todoterreno, los/las naturalistas, los/las guardianes de la salud, los/las adictivos, los/las nómadas y los/las renacentistas de la salud, entre otros. Son diez tipos de personas que, por distintas circunstancias vitales, ya han incorporado la idea de la salud proactiva y preventiva y que a medio y largo plazo fomentarán la filosofía nutracéutica. Por ejemplo, los crónicos tienen un malestar o una dolencia muy recurrente de manera que al fallarles la medicina alopática convencional, prueban lo natural y acceden a los complementos alimenticios. Por su parte, para los todoterreno, los nutracéuticos serán imprescindibles para soportar su alto ritmo de vida con una buena salud. (Para conocer el resto de perfiles, consulte la documentación complementaria).

Concepción holística de los nutracéuticos

La tendencia nutracéutica se basa en una concepción holística de la salud que entiende que debemos cuidarnos desde dentro hacia fuera y no viceversa. Se trata de mimar y nutrir nuestro organismo para su funcionamiento óptimo, lo cual repercute en la salud, el estado mental y psíquico y, en tercer lugar, en nuestra imagen exterior, conduciéndonos a un estado de plenisalud.

El Primer Estudio Nutridiver sobre los Nutracéuticos en España destaca que “el 65% de la población toma más medidas para evitar la degeneración física externa (cremas, deporte, dietas, etc.) frente al 35% que toma medidas naturales de prevención interna beneficiosas para nuestro organismo”. “La tendencia nutracéutica reivindica que no se trata de actuar artificialmente como propone la cirugía estética o de corregir o maquillar los defectos como propone la cosmética, si no de actuar conjuntamente en un todo que es el cuidado y la salud” asegura Mareva Gillioz Lombard, asesora en nutrición y dietista. Se trata de un pequeño “lujo cotidiano” abocado a convertirse en un estilo de vida y un hábito necesario para todas aquellas personas conscientes de sus posibles carencias y deseando suplir sus necesidades de manera proactiva, mimándose y cuidándose más a sí mismas, regalándose salud y bienestar.

Todo suma, nada resta

“Todo buen hábito es complementario y no sustituyente. Es fundamental llevar una dieta rica y variada, practicar deporte regularmente y dormir, por lo menos, ocho horas diarias. La sola toma de nutracéuticos no es suficiente si no va acompañada de un estilo de vida saludable” advierte Mareva Gillioz Lombard. Además la nutricionista y dietista recuerda que “hay que tener paciencia ya que estamos acostumbrados a ver los efectos inmediatos de las medicinas y nos hemos vuelto demasiado ansiosos e impacientes”. Los nutracéuticos actúan a medio-largo plazo y hay que esperar un tiempo prudencial para ver sus efectos en el organismo.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...