Economía 27.05.2010Imprimir

Crisis

Los recortes salariales reducen al 2% las empresas que utilizan el vehículo como retribución a sus empleados

Una de cada dos empresas españolas rebaja su inversión en flotas por la crisis

Las estrictas políticas de recortes salariales como medida de ajuste para hacer frente a la coyuntura económica ha reducido drásticamente la presencia de vehículos de incentivos en el panorama empresarial español en este último año. De hecho, tan sólo un 2% de las compañías de nuestro país, frente al 8% de 2009, utilizó el coche corporativo como retribución al empleado durante el año pasado, según revela la III edición del Observador del Vehículo de Empresa (CVO) promovido por Arval, compañía de renting perteneciente al grupo BNP Paribas. (ESTUDIO ADJUNTO A PIE DE PÁGINA)

Los recortes salariales reducen al 2% las empresas que utilizan el vehículo como retribución a sus empleados

No obstante, el estudio –realizado entre más de 4.800 gestores de flotas de pymes y grandes empresas en catorce países, con el objetivo de determinar las prácticas actuales y tendencias futuras en este sector- perfila estrategias diferentes a la hora de “compensar” al empleado según la dimensión de la compañía.

De esta forma, el informe pone de manifiesto que los empleados de las pequeñas y medianas empresas fueron los más afectados por este “recorte salarial”, ya que se vieron obligados a prescindir de su vehículo de empresa para contribuir a mantener sus cuentas. De hecho, la presencia del coche de empresa como fórmula de retribución en las pymes retrocedió seis puntos porcentuales con respecto a 2009. Esta realidad contrasta con el comportamiento registrado por las grandes corporaciones españolas, donde curiosamente el vehículo de incentivo se utilizó como método de recompensa al empleado ante las congelaciones salariales. Esto explica que en este segmento la presencia del coche de empresa experimentara un crecimiento de ocho puntos porcentuales, hasta alcanzar el 26%.Recortes en la inversión en flotasSegún el estudio, reorientar la estrategia de retribución de los empleados no fue la única medida adoptada por las empresas para ahorrar costes. De esta forma, casi la mitad (48%) de las compañías implantadas en nuestro país recortó su inversión en la compra de vehículos con el fin de alcanzar este objetivo. En este sentido, las empresas españolas se han apretado el cinturón en mayor medida que sus homólogas europeas (33%) debido a la mayor virulencia de la crisis sobre sus cuentas de resultados. Así, las grandes corporaciones han tratado de hacer frente a la crisis adoptando medidas de ajuste más severas que las pequeñas y medianas empresas, conscientes de que el gasto en flotas es uno de los capítulos más gravosos, sólo por detrás de los recursos humanos y la informática.Esto explica que la mayoría de las empresas (82%) se atribuya la exclusiva de decidir sobre los vehículos que deben integrar su flota con independencia de las preferencias del usuario, con el fin de ceñirse a modelos que respondan únicamente a las necesidades de la compañía, dejando de lado criterios estéticos o gustos personales. Por su parte, un 11% de las compañías consultadas confiere a sus empleados la potestad de decidir libremente –aunque ajustándose a un presupuesto- sobre el que será su vehículo de trabajo y sólo un 6% les permite escoger entre una lista de modelos prefijada por la compañía.En lo que respecta a la adquisición de vehículos de empresa, el informe pone de manifiesto que las compañías españolas demandan mayor apoyo público para la renovación de sus flotas, ya que más de las tres cuartas partes (77%) considera que iniciativas gubernamentales como el Plan 2000E, puesto en marcha hace un año, han tenido un impacto prácticamente nulo en su decisión de compra; una opinión que comparten el 79% de las empresas implantadas en Europa, donde los planes de incentivos fueron eficaces para dinamizar la demanda de particulares pero no así de empresas. <---newpage--->

Más sobre...

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...