Gente 04.06.2010Imprimir

Complementos

'Uno de 50' triunfa fuera de nuestras fronteras

La firma de complementos española implanta tiendas propias en Estados Unidos y París. Un 20% de su facturación total procede de la exportación en un sector al alza como es el de la bisutería

Sólo 50 piezas de cada modelo. Así, el comprador que acceda a ellas tendrá una de 50. De ahí procede el nombre de la firma. Concha Díaz del Río, la diseñadora y artífice de este proyecto, junto a un grupo de colegas deciden crear joyas y complementos -allá por los años 90- con el fin de romper con los diseños clásicos y aportar algo diferente: un diseño en estado puro que no quiere seguir las modas sino crear tendencia.

'Uno de 50' triunfa fuera de nuestras fronteras

Todas las creaciones de la firma están elaboradas artesanalmente en España y en ellas se emplea cuero y una aleación particular de metales bañados en plata. Esta capacidad para difereciarse y crear piezas únicas es una de las claves básicas para abrirse al mercado internacional y vender sus productos de forma diferenciada. Además de sus reconocidos diseños de bisutería, en los últimos meses la marca ha diversificado su línea de producto, presentando su gama de nueve relojes unisex con el sello de Uno de 50.

En la actualidad Uno de 50 dispone de más de cuarenta puntos de venta en España, la mayoría tiendas propias, ubicadas en las principales arterias comerciales de las ciudades. En el exterior, está consolidada en más de treinta países como Francia, Italia, Alemania, Países Bajos o Bélgica, y está empezando su andadura en Canadá y Estados Unidos.

Dado que es un mercado tan específico con un producto claramente diferenciado, la empresa no facilita los datos de facturación total. Sin embargo, cabe destacar que, desde el año 2006, Uno de 50 ha experimentado un crecimiento anual del 60%. El 20% de esta cantidad procede de la exportación.

Según los datos que maneja el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), a cierre de 2009 el sector de la bisutería facturó 35,77 millones de euros a través de 18.124 operaciones de venta en el exterior. Se estima que al final de este año, la cifra aumente hasta los 38 millones.

Aunque su expansión internacional se inicia en 1999, el mayor empuje se da en 2004 cuando José Azulay, actual presidente de la firma, se dedica por completo a la marca y potencia la internacionalización de la misma captando nuevos clientes. La presencia en ferias internacionales como Barcelona o París, ha sido la estrategia llevada a cabo para esta expansión internacional. “El objetivo actualmente es hacer de Uno de 50 una marca de reconocido prestigio a nivel internacional”, apuntan desde la compañía.

Primeros pasos en el exterior

Tras varios años comercializando en el extranjero sus piezas en espacios multimarca, Miami fue el escenario elegido el pasado mes de diciembre para que Uno de 50 iniciara el proceso de expansión internacional de sus tiendas propias. Contexto en el que se desarrolla el Plan made in/by Spain, una iniciativa del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y ejecutada por el ICEX, que tiene como objetivo reforzar ciertos sectores en el ámbito estadounidense. La tienda, que dispone de 60 metros cuadrados y se ubica en Miami Beach, presenta un novedoso diseño que refleja la identidad, la filosofía y los orígenes de la marca. <---newpage--->

Tras ocho años de presencia en espacios multimarca, París ha sido el segundo destino que Uno de 50 ha elegido para abrir tienda propia, en la Rue de Saint Honoré. El local está ubicado en uno de los mejores enclaves de la ciudad y ha sido seleccionado por la marca al considerarlo el mejor escaparate europeo para iniciar su expansión por el continente.

 

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...