Internacional 11.06.2010Imprimir

EXportación

La selección española abre camino a las exportaciones españolas a Sudáfrica

Con un crecimiento del 3’1 por ciento, Sudáfrica ofrece grandes oportunidades a las empresas españolas en infraestructuras para el transporte y energías renovables, fundamentalmente

Por primera vez en un país africano se va a celebrar un mundial de fútbol. Ya hay seis estadios listos para que empiece a rodar la polémica pelota y Sudáfrica demuestre, así, que es capaz de organizar un evento de tales características.

La selección española abre camino a las exportaciones españolas a SudáfricaCiudad del Cabo

Ciudad del Cabo

¿Por qué hay que confiar en las posibilidades de este país? Porque lleva disfrutando durante catorce años de estabilidad política y de una evolución económica favorable; porque tienen un acuerdo para la protección de las inversiones y un convenio para evitar la doble imposición, y, sobre todo, porque es un país en plena transformación con un mercado en crecimiento. Además, la economía sudafricana ha crecido durante el último año un 3,1 por ciento con una estimación, para el cierre de 2010, entre el 2 y el 3 por ciento. Un panorama favorable para que las empresas españolas expandan sus mercados internacionales.

“España y los productos nacionales son unos grandes desconocidos para los sudafricanos. Gracias al mundial de fútbol y a la selección española podemos vender nuestros productos y nuestra imagen en este país”, afirma la Consejera Económica y Comercial de España en Johannesburgo, Elisa García Grande. “Debemos aprovechar la campaña de marketing que hace el deporte español en este país para introducirnos en un mercado con grandes oportunidades, tanto por sus recursos como por sus necesidades. Gracias a esto existe gran receptividad hacia lo español que debemos aprovechar”.

Las exportaciones españolas a Sudáfrica crecieron entre el 2000 y el 2007 más de un 100 por cien. En 2008, las ventas descendieron a niveles de 2005, y en 2009 se ha mantenido la tendencia decreciente. Pese a esto, se han conseguido facturar 552 millones de euros, resultantes de las ventas españolas en el país con un superávit público del 5 por ciento. ¿Cuáles son los sectores en los que deben las empresas españolas focalizar sus esfuerzos?

Sectores para invertir

Según Elisa García, el sector de las infraestructuras del transporte es uno de los nichos de mercado en el que las empresas españolas deben poner todo su empeño para llevar a cabo contratos en el país. El gobierno sudafricano tiene establecido un programa para el desarrollo de las mismas hasta 2015 y 2018. “El transporte ferroviario sufre grandes bloqueos y eso dificulta las exportaciones e importaciones en Sudáfrica. El mercado de la maquinaria rodante es un nicho por el que deben apostar las compañías españolas”, asegura García.

Por otro lado, al finalizar el apartheid se quiso potenciar el sector de la automoción y de la máquina herramienta. Las empresas españolas que ya están asentadas en el país –grupo Antolín o Molan Pino- gozan de una clientela fiel ya que se asocia España a calidad, tecnología puntera y un gran servicio postventa.

Las energías renovables es otro de los sectores en el que España puede poner pica en Sudáfrica siendo, además, líderes mundiales en el desarrollo de estas tecnologías. A finales de 2007, las autoridades sudafricanas constataron que no eran capaces de cubrir la demanda que el país generaba -Sudáfrica suministra dos tercios de la electricidad que se consume en África- por eso se perfila como un ámbito con grandes oportunidades para las empresas españolas. “Pese a que el marco legal aún no está bien definido, el gobierno está trabajando en ello para tenerlo asentado a finales de año. Las empresas europeas ya están trabajando para presentar los proyectos en el momento que éste esté concluido. Las firmas españolas deben ponerse en marcha ya si quieren competir con el resto de las compañías”, concluye la Consejera. <---newpage--->

El mercado de los productos gourmet y los alimentos prefabricados son otro de los sectores en el que las empresas nacionales tienen un ámbito para invertir. El gusto de los sudafricanos por la variedad de las cocinas internacionales y por el intercambio favorece la implantación de nuevos variedades alimenticias.

Por otro lado, el Gobierno sudafricano quiere promover el turismo de calidad en el país, implantando proyectos financieros concretos que generen puestos de trabajo, ya que en la actualidad sólo el 15 por ciento del turismo que recibe el país procede de Europa. Para ello, la Administración central ha pedido a España colaboración en materia de formación crear un modelo turístico competente.

Implantación en Sudáfrica

Sudáfrica es el segundo país más desigual del mundo. Esta dualidad afecta, fundamentalmente, a las políticas económicas. Durante los últimos años el gobierno ha tendido a un mayor intervencionismo con dos objetivos: afianzar la diversificación sectorial del país, y generar empleo, principal preocupación del ejecutivo sudafricano. Las empresas españolas deben ofrecer puestos de trabajo y formación para los trabajadores, además de asegurar que la industria se quedará dentro del país y garantizar, así, posibilidades económicas dentro del mismo.

Desde la Oficina Económica y Comercial de España en Johannesburgo, se recomienda encontrar un socio local que facilite la entrada al país. Hay que tener en cuenta el Black Economic Empowerment (BEE): una medida que el gobierno de Nelson Mandela estableció para generar desarrollo en Sudáfrica. Es una cuota para las minorías discriminadas por el apartheid que estipula que debe haber una determinada tasa de población negra en las empresas para garantizar el desarrollo de la misma.

En función de este BEE, se licitaran los proyectos que presenten las empresas al Gobierno sudafricano. Por eso, “es importante tomarse el tiempo necesario para encontrar un despacho de abogados que ayude al empresario español a buscarse un buen socio local, que será el que tenga un alto rango de BEE”, comenta Elisa García. Por otro lado –concluye <st1:personname w:st="on" productid="la Consejera-">la Consejera-</st1:personname> “hay que sumarse a las misiones comerciales que organiza el Instituto Español de Comercio Exterior en el país para poder conocer la realidad local de mano de un organismo como el ICEX que facilita la entrada y acerca el empresariado español al sudafricano”.

Con una economía que pretende diversificarse más allá de la exportación minera, Sudáfrica es el eslabón perfecto para entrar en el continente debido a unas infraestructuras propias del primer mundo, más cercanas a Europa y a Estados Unidos que a África. Una vez que las empresas españolas estén establecidas ahí, deben expandirse a Botswana, Zimbawe o Mozambique.

El Mundial de Fútbol sólo es el principio para el desarrollo en un país con grandes posibilidades de futuro.

por ICEX

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...