Economía 01.07.2010Imprimir

Ganado

Las explotaciones bovinas extensivas están en peligro

Asaja muestra su enorme preocupación ante este asunto, y más en un momento en que tras la reciente aprobación de la Ley Andaluza de la Dehesa, la falta de rentabilidad de la ganadería pone en peligro los objetivos de la Ley

La imposibilidad de vender los terneros al quedar inmovilizadas las explotaciones de vacuno extensivo cuando aparecen animales positivos de tuberculosis, está dando lugar a una paulatina desaparición de este tipo de ganadería. No puede olvidarse que el vacuno extensivo ocupa gran parte de las dehesas cordobesas y andaluzas, y que es un pilar fundamental en la economía de las mismas, sin la cual no podrán mantenerse las Dehesas como tales.

Las explotaciones bovinas extensivas están en peligro

Por ello Asaja muestra su enorme preocupación ante este asunto, y más en un momento en que tras la reciente aprobación de la Ley Andaluza de la Dehesa, la falta de rentabilidad de la ganadería pone en peligro los objetivos de la Ley.

A pesar del trabajo de la Administración y los veterinarios de las ADSG sobre todo del enorme esfuerzo que están realizando los ganaderos por luchar contra la enfermedad de la Tuberculosis, lejos de erradicase de las explotaciones extensivas va en aumento en algunas comarcas.

La ejecución de los Programas Nacionales de Erradicación de la Tuberculosis presentados por el Ministerio y aprobados por Bruselas está mermando seriamente la cabaña ganadera y haciendo inviables económicamente a muchas explotaciones extensivas.

El principal problema que tienen los ganaderos cuando le salen vacas positivas en su explotación es que ésta queda inmovilizada, y NO PUEDEN VENDER SUS TERNEROS. En Andalucía la gran mayoría de las explotaciones no tienen instalaciones ni medios para engordar sus terneros y tienen que venderlos a explotaciones especializadas en el cebo en otras zonas del territorio nacional.

Más sobre...

Otro problema es que la realización de las pruebas de campo de tuberculinizaciones y ganmainterferón en sangre no coinciden en muchos casos, lo que crea un cierto grado de desconfianza al ganadero a la hora de valorar si está matando un animal realmente tuberculoso o no.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...