Economía 13.07.2010Imprimir

Análisis económico

Semana de euforia bursátil y futbolística

Australia parece haber sido una de las pocas economías desarrolladas que ha evitado la recesión principalmente debido a la efectiva política de estímulos

La semana pasada en bolsa, acabó como la mejor en lo que llevamos de 2010, algo que parecía adelantar la locura desatada por los éxitos de nuestra selección, sólo que en este último caso con fundamento, en relación a las subidas bursátiles habría que preguntarse: ¿Ha mejorado el escenario económico? Desde nuestro punto de vista la situación no, los datos macroeconómicos en EEUU continúan alejando más una efectiva recuperación económica y acercando una recaída de la primera economía del mundo, el sector laboral mantiene los datos de actividad y consumo muy debilitados y no parece que de muestras de mejora. La situación en la Europa tampoco es mucho mejor, los países de la periferia europea se esfuerzan por mantener unos desorbitados déficits bajo control mediante políticas de austeridad que ralentizarán la recuperación económica, la liquidez lejos de fluir con normalidad, amenaza con estrangular los ya deteriorados balances de los bancos y los datos macro a este lado del Atlántico tampoco despejan demasiadas dudas sobre la recuperación.

Semana de euforia bursátil y futbolística

En Este difícil escenario, lo más positivo de la semana pasada, fue la colocación de deuda de España y Portugal, esta última pagando menos que en la anterior subasta.

Por otro lado, el FMI en su publicación “Perspectivas Económicas Mundiales” elevó su proyección de crecimiento para la economía global hasta 4,6% para el 2010, aduciendo que la recuperación continúa, pero que los riesgos se incrementan, explicando el alza respecto de la proyección de 4,2% en abril. En tanto, para el próximo año la estimación se mantiene en 4,3%, señalando que el resurgimiento de las turbulencias financieras “empañarían” las perspectivas del 2011.

Materias primas:

Respecto a las materias primas la semana pasada se conocieron datos de PMI de China que mostraron una ligera tendencia a la moderación de la actividad manufacturera futura, dando cuentaponiendo de evidencia la eficacia de las medidas tomadas por el Gobierno para aplacar un posible sobrecalentamiento de la economía China. Este resultado, sin embargo, alertó a los mercados de commodities por la ralentización económica sobre el consumo de los metales.

El objetivo de crecimiento impuesto por el Gobierno chino (9%) y los planes de desarrollo interno, han hecho que pusiese en funcionamiento una serie de medidas, a las que la pasada semana se les añadió los proyectos planificados para el 2010 bajo el nombre “Estrategia de desarrollo para el oeste del país”. Se trata de 23 proyectos de infraestructura por 100 miles de millones de dólares, contemplando líneas ferroviarias, caminos, redes de energía, entre otras. Esta inversión adicional apunta hacia un plan de desarrollo que pretende subsanar el desequilibrio entre las regiones de China, lo que generaría un impulso en el consumo de metales base.

Por otro lado, el FMI en su publicación “Perspectivas Económicas Mundiales” elevó su proyección de crecimiento para la economía global hasta 4,6% para el 2010, aduciendo que la recuperación continúa, pero que los riesgos se incrementan, explicando el alza respecto de la proyección de 4,2% en abril. En tanto, para el próximo año la estimación se mantiene en 4,3%, señalando que el resurgimiento de las turbulencias financieras “empañarían” las perspectivas del 2011.

Cobre:

La pasada semana, el precio del cobre cerrócon avances del 3,9% respecto al precio del viernes pasado. Este aumento se dio en un contexto de menores inventarios, que cayeron 2,7%, para totalizar 646,2 miles de TM de cátodos en bolsas de metales, que abastecería 1,9 semanas de demanda.

La euforia de las bolsas y la caída del dólar se tradujo en alzas de las principales materias primas. <---newpage--->

Granos:

Último informe del USDA, maíz, soja , trigo.

Maíz: Campaña 2010/2011

  1. El USDA estimó la cosecha de maíz estadounidense en 336,44 millones de toneladas, por debajo de los 339,61 millones de toneladas de junio, pero aún por encima del récord de la campaña pasada de 333,01 millones.

  2. El uso como forraje y el consumo total fueron reportados sin cambios, en 135,90 y en 289,83 millones de toneladas, respectivamente, con el uso para etanol fijo en 119,38 millones de toneladas.

  3. Las exportaciones fueron recortadas y pasaron de 50,80 a 49,53 millones de toneladas. Así, las existencias finales para la nueva temporada agrícola fueron estimadas por el USDA en 34,89 millones de toneladas, por debajo de los 39,97 millones de junio, pero por encima de los 33,96 millones esperados por el mercado.

El USDA trae recortes en stocks y en producción, pero fueron inferiores a los niveles esperados por el mercado, por lo que el impacto del presente reporte podría ser negativo sobre los precios del maíz, que acumularon importantes ganancias en las últimas sesiones a partir de las fuertes compras hechas por los fondos de inversión tras el reporte difundido por el USDA el 30 del mes pasado.

La cosecha global de maíz fue estimada en 832,38 millones de toneladas, por debajo de los 835,77 millones de junio. Las existencias finales cayeron a 141,08 millones desde los 147,32 millones del mes pasado.

Soja: Campaña 2010/2011

  • Caída de las existencias iniciales, que pasaron de 5,02 a 4,75 millones de toneladas

  • Eleva la superficie cosechable de 31,23 a 31,59 millones de hectáreas, con el rinde fijo en 28,85 quintales por hectárea

  • Cosecha de soja de los Estados Unidos fue estimada en 91,04 millones de toneladas, por encima de los 90,08 millones del informe del mes pasado. Además

  • Leve aumento de la molienda, que pasó de 44,63 a 44,77 millones y que elevó el uso total de 48,84 a 48,98 millones de toneladas

  • Las exportaciones pasaron de 36,74 a 37,29 millones.

Con todos estos ajustes, las existencias finales fueron mantenidas sin cambios por el USDA, en 9,80 millones de toneladas, por encima de los 9,63 millones esperados por el mercado.

Al igual que en el caso del maíz, no hay en este nuevo reporte datos que puedan considerarse alcistas.

La cosecha de soja a nivel mundial fue proyectada por el USDA en 251,29 millones de toneladas, por encima de los 249,93 millones de junio. Las existencias pasaron de 66,99 a 67,76 millones.

Trigo: Campaña 2010/2011

La nueva campaña estadounidense de trigo arrancó con mayores reservas de las previstas: 26,49 millones de toneladas debido a:

  • Mayor superficie sembrada reportada por el USDA el 30 del mes pasado, el área cosechable pasó de 19,08 a 19,56 millones de hectáreas.

  • Incremento del rinde promedio estimado, que pasó de 29,52 a 30,87 quintales por hectárea.

Así, la producción de trigo creció de 56,26 a 60,30 millones de toneladas, por lo que quedó bastante por encima de los 58,60 millones esperados por el mercado, constituyéndose esto en un factor bajista para los precios.

No obstante, el organismo apuntó un crecimiento de las exportaciones, que pasan de 24,49 a 27,22 millones de toneladas. De esta forma, las existencias finales de la nueva campaña fueron estimadas por el USDA en 29,75 millones de toneladas, por encima de los 26,97 millones del mes pasado y de los 28,11 millones esperados por el mercado. Así, el informe es netamente bajista para el trigo, por la mayor producción y mayores stocks.

Los datos que podrían amortiguar las bajas son los siguientes:
 

  1. La cosecha de trigo de Canadá, complicada por los excesos de humedad, fue estimada por el USDA en 20,50 millones de toneladas, por debajo de los 24,50 millones de junio.

  2. Rusia cosecharía 53 millones de toneladas de trigo, por debajo de los 57,50 millones previstos hasta el mes pasado. Sus exportaciones, en tanto, caerían a 15 millones, desde los 17,5 millones anteriores.

  3. La producción de Kazajstán fue estimada por el USDA en 14 millones de toneladas, contra los 17 millones de junio. Sus exportaciones caen de 8,50 a 8 millones de toneladas.

  4. Para la Unión Europea la cosecha fue proyectada por el USDA en 141,82 millones de toneladas, por debajo de los 142,97 millones del mes pasado.

<---newpage--->

En el nivel global, la cosecha de trigo fue proyectada por el USDA en 661,07 millones de toneladas, por debajo de los 668,52 millones del junio. Las existencias finales retrocedieron hasta los 187,05 millones, desde los 193,93 millones de toneladas anteriores.

Divisas:

Las monedas ligadas a las materias primas, las más interesantes.

 Para intentar encontrar las monedas con mayor potencial debemos examinar la evolución de las diferentes economías en la actual crisis y su posible comportamiento en el futuro. En este sentido nos decantamos por monedas que están ligadas a las materias primas por la dependencia de sus economías de las exportaciones de las mismas. Canadá y Australia parecen las mejor situadas dentro de las economías del G20, ambas son importantes exportadoras de materias primas y sus monedas dependen en gran parte de la evolución de las mismas, una de las razones por las que tanto el dólar australiano como el canadiense son tan susceptibles a la aversión al riesgo comportándose a a baja con incrementos de la aversión al riesgo que se asocian a caídas de bolsas, lo que ha generado que desde el 23 de abril hasta el 24 de junio el dólar americano haya avanzado más de un 6.91% frente al aussie (dólar australiano) y un 4.48% frente al loonie (dólar canadiense). La correlación diaria entre el AUD/USD (aussie/dólar) y el S&P en 2010 es, estos momentos del 83% mientras que la del USD/CAD (loonie/dólar) del 89%.

Más allá del factor de aversión al riesgo teniendo en cuenta la característica de monedas “arriesgadas” dentro de los “majors” (principales cruces en el mercado de divisas), lo cierto es que ambas tienen fundamentales bastante positivos si las comparamos con otras monedas de su entorno:

Australia parece haber sido una de las pocas economías desarrolladas que ha evitado la recesión principalmente debido a la efectiva política de estímulos, unos sólidos fundamentales, la demanda de materias primas proveniente de los países emergentes, destacando China y, una confianza sorprendentemente solida por parte de los consumidores en los momentos más delicados. Esto ha generado que, a pesar de la caída de sus niveles de crecimiento, la recuperación parece ser bastante solida y las previsiones para el 2010 y 2011 rondan, en términos de PIB, el 3.1% y el 3.6% respectivamente tras haber crecido en 2009 a un ritmo del 1.4%.

Una de las claves para estas estimaciones de crecimiento esta en las expectativas de exportaciones, para las que se espera un repunte en los próximos 12 meses principalmente hacia mercados asiáticos, tras una ralentización importante de las mismas durante la actual recesión global. Los fuertes lazos que mantiene con Asia son claves en el escenario comercial, más del 70% de las exportaciones australianas tienen por destino países asiáticos de estas, el 55% van a cuatro mercados: China, Japón, Korea del Sur y la India.

Otro de los argumentos de peso para apostar por la moneda australiana y que está en estrecha relación con los anteriores, es el diferencial entre los tipos en Australia (4.5%) y el resto de economías de su entorno, Reino Unido (0.5%), EEUU (0.25%), Japón (0.1%). Las expectativas apuntan nuevas subidas escalonadas de 25 en 25 puntos básicos entre noviembre de 2010 y febrero de 2011 situándose para comienzos del año que viene en torno al 5.5%, si las condiciones económicas acompañan. <---newpage--->

Canadá supone también una economía sólida desde el punto de vista fundamental dentro del actual escenario económico-financiero, a pesar de las caídas del PIB en el 2009 (-1.2%) se espera un crecimiento para 2010 por encima del 3.5%. En el caso de la economía canadiense, la constante recuperación del mercado laboral, la solvencia desde el punto de vista fiscal en comparación con el resto de economías desarrolladas, la solidez de su sistema bancario y un sector inmobiliario que no ha experimentado un desequilibrio importante, están generando una creciente confianza del consumidor (4.5% gasto del consumidor en el 1º trimestre 2010) apoyando la demanda interna e impulsando de este modo el crecimiento. De este modo, a pesar de la dependencia comercial respecto a EEUU y la importancia de una efectiva recuperación del país vecino, Canadá ha mostrado un crecimiento excepcionalmente elevado, 6.1% del PIB, en el 1º trimestre de 2010 que ha presionado a la máxima autoridad monetaria canadiense a elevar sus tipos 25 puntos básicos en su última reunión, hasta situarlos en el 0.5%. Las previsiones que se manejan respecto a futuras subidas los situarían en el entorno del 1.5% para final de año, generando de este modo una importante presión alcista hacia su moneda.

Se trata por lo tanto, de monedas con un cierto soporte desde el punto de vista fundamental y que podrían experimentar importantes subidas en los próximos meses habiéndose visto bastante castigadas en los últimos meses, por el incremento de la aversión al riesgo que se ha generado como consecuencia de las dudas sobre la recuperación económica.

Francisco López Ollé.

Analista de X-Trade Brokers



 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...