Economía 19.07.2010Imprimir

Crisis

Las ventas de coches caen un 14,5% en la primera quincena de julio

Los vendedores afirman que estas cifras son 'la crónica de una muerte anunciada'

Las matriculaciones de automóviles se situaron en 37.518 unidades en los quince primeros días de julio, lo que supone una bajada del 14,5% con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) facilitados a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), que representa a 2.400 concesionarios y 3.000 compraventas.

Las ventas de coches caen un 14,5% en la primera quincena de julio

 

De este modo, el mercado automovilístico protagoniza la primera caída en los últimos diez meses debido a la finalización del Plan 2000E, que ha actuado como dinamizador de la demanda, así como a la subida del IVA que ha supuesto un encarecimiento medio de entre 400 y 500 euros por vehículo desde este mes de julio.Por canales, las compras de particulares -que hasta la fecha venían siendo los principales beneficiarios del 2000E y los artífices reales de la subida de las ventas - cerraron la primera quincena con una caída del 39,2%, hasta las 17.897 unidades, lejos de las cifras de crecimiento de meses anteriores. De esta forma, las matriculaciones de la primera quincena estuvieron sostenidas por las ventas de empresas y alquiladoras. Así, el canal de empresas experimentó un aumento del 14,5%, hasta situarse en las 8.998 unidades, mientras que las matriculaciones de rent a car crecieron un 61,8%, con 10.623 unidades, debido a la renovación de flotas propia de esta temporada estival.Crónica de una muerte anunciadaLos vendedores aseguran que estos datos son “la crónica de una muerte anunciada” ya que el mercado vivía inmerso en una “falsa euforia” creada por el adelanto de compras ante la subida del IVA y el fin de un plan de ayudas que apenas ha durado un año, mientras que en otros países de nuestro entorno como Alemania o Francia se extendieron durante dieciocho meses, con mayor dotación en su cuantía.Ganvam añade una preocupación adicional al hecho de que julio suele ser un mes tradicionalmente bueno en matriculaciones, máxime si tenemos en cuenta que una parte de los pedidos de automóviles realizados en los últimos dos o tres meses al calor del Plan 2000E, deberían servirse en este mes “justo antes de las vacaciones”.Según el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “la situación del mercado no pinta bien, aunque quiero pensar que han podido influir otros factores como el adelanto de compras por parte de los automovilistas para evitar pagar un sobrecoste o la celebración del Mundial que, sin duda, ha retraído las visitas a los concesionarios. Deberemos esperar a septiembre para ver cómo se desenvuelve realmente el mercado”.La patronal teme que el fin del plan de ayudas vuelva a sumir al sector de la distribución de automóviles –integrado en un 80% por pequeñas y medianas empresas sin músculo financiero actualmente- en una “situación insostenible”, con una caída de las ventas de 100.000 unidades en el segundo semestre y la pérdida de hasta 10.000 puestos de trabajo en esta segunda mitad de año.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...