Gente 19.08.2010Imprimir

Champion League 2010/2011

El Sevilla se complica la vida en Europa

Carlos Cruz, informa desde Leeds (UK)

El conjunto de Nervión se complicó la vida en tierras lusas al perder por la mínima frente al Sporting de Braga, equipo que la pasada campaña acabó segundo en la liga portuguesa pero que tiene un potencial menor al del Sevilla. Todo parecía asequible cuando se produjeron los emparejamientos de la previa de la Champions League, en donde los de Antonio Álvarez además de tener que enfrentarse a un equipo sin grandes nombres, no debían hacer un largo viaje, ya que solo se tenían desplazar al país vecino. De esta manera, el sorteo había sonreído a los hispalenses, pero la magia del fútbol volvió a hacer acto de presencia y el Braga se llevó una victoria posiblemente inesperada que les hace llegar al partido de vuelta en el Pizjuán con algo de ventaja.

El Sevilla se complica la vida en Europa

La idea del Sevilla era sentenciar la eliminatoria para el próximo martes no tener mayores problemas a la hora de meterse en la apuesta por la Champions League, prácticamente una obligación para el Sevilla tanto desde el punto de vista deportivo como desde el económico (los ingresos de la máxima competición europea son necesarios para cubrir las altas fichas). El presidente Del Nido venía recordándolo toda la semana y ponía como ejemplo el partido de ida de la Supercopa de España donde el conjunto andaluz venció al Barcelona por 3-1. Así fue como empezó el encuentro en el AXA de Braga, con un Sevilla enchufado tratando de adelantar el trabajo para poder pensar en la vuelta de la Supercopa sin tener que mirar de reojo a la competición europea. En los primeros minutos, Luis Fabiano estrelló un testarazo en el palo de la portería defendida por Felipe y el dominio de los de Álvarez era escandaloso, pero en ningún momento se tradujo en gol.

A la salida del descanso, el técnico luso Domingos Paciencia supo que piezas tocar en ‘boxes’ y dio un aire nuevo a un equipo que se creció de sobremanera y al final acabó encerrando al Sevilla. El gol de los lusos no llegó hasta pasada la hora de partido, cuando Matheus recogió un rechace de Palop y demostró al equipo español que en Europa rara vez hay equipo pequeño. Con este resultado y, tras varias paradas de Andrés Palop que salvaron a los andaluces de un final más desastroso, se llegó al final de un encuentro que deja la vuelta completamente abierta. El mayor beneficiado será el FC Barcelona, quien este fin de semana se juega la Supercopa de España con un Sevilla que viajará la Ciudad Condal pensando en el encuentro decisivo frente al Sporting de Braga.

Carlos Cruz (Leeds, UK)

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...