Cultura 22.09.2010Imprimir

Premios

Los Premios de Cultura 2010 recaen en Muñoz Molina, Antonina Rodrigo y la Orquesta Barroca de Sevilla

La Consejería de Cultura ha fallado los galardones Luis de Góngora, Manuel de Falla y María Zambrano

El consejero de Cultura, Paulino Plata, ha dado a conocer el fallo de tres de los ocho grandes premios que con carácter bienal concede la Junta en distintos ámbitos de la cultura. Los galardones han recaído este año 2010 en el escritor Antonio Muñoz Molina, la historiadora Antonina Rodrigo y la Orquesta Barroca de Sevilla.

El Premio Luis de Góngora y Argote, que se otorga a la mejor trayectoria literaria, ha sido concedido al escritor jienense Antonio Muñoz Molina “por su extensa carrera que, pese a estar aún en la primera etapa de su madurez, ofrece una singular calidad en los géneros literarios que cultiva: la narrativa, el ensayo y el articulismo”.

El jurado ha destacado que el autor es uno de los principales novelistas en lengua española de los últimos decenios, como ya anunciaba su primera novela, ‘Beatus Ille’, a la que siguieron otras excelentes narraciones que indagan en la historia reciente de España (‘Invierno en Lisboa’, ‘Beltenebros’ o ‘El jinete polaco’). Su última obra, ‘La noche de los tiempos’, es una monumental indagación en la época de la Segunda República y Guerra Civil españolas.

También se ha valorado especialmente su faceta de “consciente innovador de los géneros de la novela, como prueba ‘Sefarad’, novela-ensayo sobre las víctimas de las persecuciones totalitarias, o ‘Ventanas de Manhattan’, en la que novela, autobiografía, diarios y libro de viaje se funden en eficaz simbiosis narrativa”. En toda esta producción literaria, añade el jurado en el acta del fallo, “destaca un gran dominio del desarrollo de la trama novelesca, cuyo imaginario es, con frecuencia, claramente andaluz, aunque lejos del localismo; un cuidado dibujo de sus personajes y una gran exigencia en el estilo”.

El jurado del Premio Luis de Góngora ha estado compuesto por el poeta y director del Centro Andaluz de las Letras (CAL) Pablo García Baena como presidente; la poeta María Victoria Atencia; la catedrática de Literatura Española y diputada Angelina Costa; el poeta y profesor Francisco Ruiz Noguera; el coordinador del CAL, Julio Neira; el periodista y escritor Juan José Téllez y Manolo Abad Gómez, miembro de la Comisión Asesora del CAL.

El Premio María Zambrano, que se entrega a la mayor aportación a la cultura andaluza, ha sido obtenido por la escritora e historiadora granadina Antonina Rodrigo “por su extensa obra de investigación coherente con el testimonio de su propia vida, por su constante mantenimiento de una ética civil y personal, por sus estudios pioneros sobre la igualdad de género y la memoria histórica y por su defensa de los valores universales representados por personas relevantes, tanto anónimas como públicamente reconocidas”.

El jurado ha ensalzado asimismo su independencia intelectual y su capacidad de compaginar la investigación rigurosa y documentada con la aportación de las fuentes orales directas. “Su recreación, al mismo tiempo histórica y literaria, aporta conocimientos fundamentales sobre figuras señeras de la historia y cultura andaluzas, desde el primer liberalismo hasta la Segunda República y el exilio, como Mariana Pineda, María Lejárraga, Federico García Lorca y María Zambrano”, reconoce el jurado.

 

Antonia Rodrigo es autora de más de treinta monografías y numerosos artículos, “plenos de respeto y sensibilidad”, entre los que sobresalen los dedicados “a las mujeres republicanas, las mujeres olvidadas, silenciadas, las perseguidas y las exiliadas”.

El jurado del Premio María Zambrano ha estado presidido por Pedro Cerezo, catedrático de Historia de la Filosofía de la Universidad de Granada, e integrado por la poeta Ana Rossetti; la catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Málaga, Dolores Ramos; el director de la Biblioteca de Andalucía, Francisco Javier Álvarez; la profesora de Filología Árabe y experta en memoria histórica, Mercedes del Amo y por Antonia Márquez, jefa del Área de Difusión del Libro del Instituto Andaluz de las Letras. <---newpage--->

El Premio Manuel de Falla, que reconoce la mejor trayectoria en el ámbito de las artes escénicas y musicales, ha sido otorgado a la Orquesta Barroca de Sevilla “en reconocimiento a su esfuerzo y entrega en la difusión del patrimonio musical andaluz, así como por haber sabido dinamizar, desde una iniciativa privada, la afición y la práctica de la música antigua en Andalucía”.

El jurado ha destacado también que esta formación musical ha alcanzado “los más altos niveles de excelencia artística en el plano internacional y el reconocimiento unánime de directores y solistas europeos”.

El jurado del Premio Manuel de Falla ha estado formado por el delegado de la Consejería de Cultura en Huelva, Juan José Oña, como presidente; por la compositora Diana Pérez; el historiador y crítico musical Andrés Moreno Mengíbar; la directora del festival Música en la Zubia, Gloria Medina; el reponsable del Área de Música del Instituto Andaluz de las Artes y las Letras, Manuel Ferrand, y por Francisca Jiménez, jefa del Servicio de Gestión de Programas de la Consejería de Cultura.

Estos premios, que tienen como finalidad distinguir públicamente la labor de aquellas personas o entidades que han contribuido con su trabajo al engrandecimiento de la cultura andaluza, son unos de los de mayor prestigio de los convocados por la Junta y están dotados con 30.000 euros cada uno.

Durante el pasado año 2009, la Consejería de Cultura concedió los cinco galardones restantes, que recayeron en el dibujante Nazario (Premio Pablo Ruiz Picasso), el actor José Luis Gómez (Premio José Val del Omar), el músico flamenco Manolo Sanlúcar (Premio Pastora Pavón, Niña de los Peines), el arquitecto Víctor Pérez Escolano (Premio Andrés de Vandelvira) y en el Festival Internacional de Poesía Ciudad de Granada (Premio Patrocinio y Mecenazgo).


 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...