Economía 02.11.2010Imprimir

Dato positivo

Hay más de 21.000 emprendedores que en 2009

Durante los nueve primeros meses de 2010, 362.664 emprendedores se dieron de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en España, lo que supone un aumento del 6,4% en comparación a idéntico periodo de 2009

Durante los nueve primeros meses de 2010, 362.664 emprendedores se dieron de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) en España, lo que supone un aumento del 6,4% en comparación a idéntico periodo de 2009, en el que fueron 340.783 los autónomos de decidieron darse de alta como trabajadores por cuenta propia, según se desprende de un informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos- ATA, con datos de Seguridad Social.

Hay más de 21.000 emprendedores que en 2009

Por su parte, en el mismo periodo, fueron 401.396 los autónomos que se dieron de baja en la Seguridad Social, cifra que representa un descenso interanual del 13,2%, periodo, el de 2009, en el que fueron 462.399 los autónomos que cesaron en su actividad. A pesar de estas cifras, las altas registradas en el primer semestre de 2010 no han logrado compensar el elevado número de bajas; La diferencia entre las altas (362.664) y las bajas (401.396) producidas dan como resultado los 38.732 afiliados menos al RETA registrados durante 2010.

Las únicas comunidades autónomas en las que el número de altas en el primer semestre del año fue superior al de bajas fueron Islas Baleares, con un total de 4.583 cotizantes al RETA más, y la ciudad autónoma de Melilla, con un ligero aumento de 21 autónomos.

ALTAS DE AUTÓNOMOS: 21.881 EMPRENDEDORES MÁS QUE EN 2009

El trabajo elaborado por ATA muestra cómo el número de altas registradas hasta septiembre aumentó un 6,4% con respecto al mismo periodo del pasado año, lo que en términos absolutos se traduce en 21.881 altas de emprendedores más, periodo en el que el número de trabajadores que optaron por el autoempleo fue de 340.783, frente a los 362.664 de este año.

Si se analizan los datos por Comunidades Autónomas, cabe destacar que únicamente en la Comunidad Foral de Navarra el número de altas producidas en los nueve primeros meses de 2010 no ha logrado superar a las producidas en idéntico periodo de 2009: concretamente se han producido nueve altas menos, lo que supone un descenso del -0,2%.

En el extremo opuesto, destacan las cifras registradas en Cataluña, que en los nueve primeros meses del año vio aumentar el alta de nuevos emprendedores un +10,5%, con respecto al pasado año (61.349 altas en 2010; 55.522 en 2009, es decir, 5.827 altas más), Castilla la Mancha (+9,8%), Extremadura (+9,7%) y Canarias (+9,5%). En el extremo opuesto, las comunidades en las que menos diferencia en el número de altas se ha producido en relación a 2009 fueron la ciudad autónoma de Ceuta, con sólo un incremento del 0,7% con relación al pasado ejercicio, Aragón (+1%) y País Vasco (+1,5%).

Por provincias, las que mejor comportamiento han registrado en comparación a 2009, doblando la media nacional (+6,4%) fueron: Jaén (16,5% más de altas que en 2009), Soria (+16%), Zamora (+15,5%), Álava (+14,4%), Albacete (+14,4%) y Tenerife (+13,6%). En el otro extremo, han sido siete las provincias en las que el número de altas, a lo largo del año, no ha logrado superar las altas producidas en 2009: Palencia (-3,3%), Lugo (-3,1%), Teruel (-3%), Guipúzcoa (-2,5%), Ourense (-0,9%), Ávila (-0,5%) y Navarra (-0,2%).

61.003 BAJAS MENOS QUE LAS REGISTRADAS EN 2009

El número de autónomos que en los nuevo primeros meses del año se dieron de baja en el RETA fue de 401.396, lo que significa un descenso del -13,2% en relación a idéntico periodo del pasado año, en el que se produjeron 462.399 bajas, lo que se tradujo en 61.003 bajas menos que en idéntico periodo de 2009. Este comportamiento se registra en todas las comunidades autónomas, salvo en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en las que el número de bajas registradas a lo largo del año fue superior a las de 2009, concretamente 13 bajas más en el caso de Ceuta (+3,1%) y 28 en el de Melilla (+6,7%). <---newpage--->

Hay que puntualizar que las bajas en el RETA pueden ser a consecuencia de varios factores como el cese de actividad, la jubilación, incapacidad o cambio de actividad.

Castilla la Mancha (-19,4%), Comunidad Valenciana (-18,5%) y la Comunidad de Madrid (-17,1%) fueron las comunidades que lideraron este descenso del número de bajas, con una caída interanual muy superior a la media nacional. Con descensos también superiores a la misma se situaron La Rioja (-15,2%), Aragón (-15%) y Navarra (-14,9%).

Con registros ligeramente por debajo de la media, se encuentran Baleares (-13,1%), Cataluña (-12,6%), Murcia (-12,3%), Castila y León (-12,2%), Cantabria (-11,8%), Canarias (-11,1%), Andalucía (-10,9%) y País Vasco (-9,4%). Extremadura (-3,6%), Galicia (-5,3%) y Asturias (-6,5%) fueron las que peores cifras arrojaron, con registros que no logran superar la barrera el -7%.

Por provincias, cabe destacar que todas las provincias cerraron el tercer trimestre del año con descensos en el número de bajas en relación a 2009, registrando descensos por encima del 20% Guadalajara (-27,5%), Castellón (-24,1%) y Toledo (-23,5%).

En el otro extremo, las provincias en las que el descenso del número de bajas fue menor, se situaron las provincias de Jaén (-0,5%), Soria (-1,9%), Cáceres (-3,1%), A Coruña (-3,2%), Álava (-3,8%), Cáceres (-3,9%) y Málaga (-4,9%).

“A pesar de que las nuevas altas de emprendedores han aumentado en los nueve primeros meses año y el número de bajas ha descendido - afirma Lorenzo Amor, Presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos, ATA –, el número de altas no logra compensar el todavía elevadísimo número de bajas, cerrando el tercer trimestre del año con 38.732 trabajadores autónomos menos. Habrá que esperar, como ya hemos reflejado desde ATA, a ver el comportamiento del colectivo en el último trimestre del año, aunque todo apunta a que continuará esta tendencia y seguiremos hablando de importantes pérdidas de afiliación de autónomos a la Seguridad Social”.

“Por ello – señala Lorenzo Amor –, es necesario, antes de hablar de recuperación del tejido productivo, que se tomen medidas que logren reconducir a nuestro tejido productivo a la senda de hace dos años, donde mes a mes, el número de nuevas altas superaba a las bajas producidas”.

 

“Hay que poner todo el esfuerzo posible – apunta Lorenzo Amor – para lograr que el trabajo autónomo se convierta en una alternativa eficaz para hacer frente al desempleo, tal y como ha ocurrido en crisis anteriores. España necesita emprendedores, pero también necesita que se desarrollen las medidas adecuadas que permitan mantener las actividades y negocios de los autónomos ya constituidos, importantes generadores de empleo y riqueza”.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...