España 24.11.2010Imprimir

Esquiar

Andorra frente al esquí catalán en la 'semana blanca'

Los dos sectores esquiables del pirineo abordan estas nueva temporada con optimismo después de los contactos realizados con dos mercados clave: el inglés y el ruso

En el sector del turismo de nieve parece atisbarse una guerra de precios entre entre el pirineo catalán y el andorrano. Su difícil relación parece recrudecerse en la próxima 'semana blanca' escolar. Cañones de nieves artificial, kilómetros de pistas, alojamiento un hotel 4 estrellas Andorra o en Baqueira Beret, ofertas 2x1, telesillas, las reservas hoteles ... todo está a punto para comenzar a captar esquiadores, escuelas y lanzar ofertas a través de touroperadores.

Andorra frente al esquí catalán en la 'semana blanca'

El pasado fin de semana los centros de ski de Masella y La Molina en España y Grandvalira en Andorra han estrenado nueva temporada. Gracias a las nevadas y a un intenso trabajo las pistas han podido adelantar su apertura. Por su parte, Grandvalira ha abierto al público una parte de los sectores de Pas de la Casa y Grau Roig el pasado viernes y a partir del próximo fin de semana podrán esquiar por sus 4,5 kilómetros de pistas -cubiertas por 40 centímetros de nieve fresca- por tan solo 15 euros, mientras que Masella cuenta con 6 kilómetros por 23 euros y La Molina cobra 9 euros por disfrutar de sus 600 metros de circuito.

Aprovechando la apertura de la pistas, Joaquim Alsina, gerente de la Associació Catalana d'Estacions de Muntanya (Acem) comenta que «las semanas blancas van a ser, sin duda, una gran oportunidad para todo el sector de la nieve, que afronta el tercer año de crisis económica con la esperanza de mantener el volumen de esquiadores del año pasado» y sugiere exportar la iniciativa escolar que hasta el momento sólo se lleva a cabo en Cataluña, Valencia y Canarias sea exportada a otras comunidades.

Los dos sectores esquiables del pirineo abordan estas nueva temporada con optimismo después de los contactos realizados con dos mercados clave: el inglés y el ruso. Juntos suman una inversión superior a los 5 millones de euros (Grandvalira destina 3,3 millones y Vallnord, 2 más). A esto se añade la construcción del nuevo aeropuerto de Lleida-Alguaire, que funcionará como un atractivo para la llegada de más visitantes durante el que será el primer invierno a pleno rendimiento de la instalación aeroportuaria.

Para Andorra ya se cuenta con las primeras estimaciones que cifran en 2.000 los esquiadores que podrían viajar a la zona a través del aeropuerto de Lleida-Alguaire.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...