Internacional 24.11.2010Imprimir

Solidaridad

La factura de la asistencia sanitaria se ceba con las personas más empobrecidas y vulnerables

El último Informe sobre la Salud en el mundo de la OMS insta a los países a reforzar la cobertura en salud

Los datos que arroja el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son demoledores y demuestran con claridad cómo la crisis económica tiene múltiples efectos indirectos. Las catástrofes financieras que muchos países vienen padeciendo en los últimos tiempos afectan a más de 150 millones de personas al año. La mayoría, residente en los países del Sur, ven cómo la situación económica internacional lastra sus posibilidades de acceso a la salud. No en vano, 100 millones de personas se ven obligadas a vivir por debajo del umbral de la pobreza para costear su acceso a tratamientos sanitarios.

La factura de la asistencia sanitaria se ceba con las personas más empobrecidas y vulnerables

Según este documento, en algunos países hasta el 11% de la población sufre este tipo de dificultad financiera grave cada año, motivada por la necesidad de costear su acceso a la sanidad, y hasta el 5% se ve "arrastrada a la pobreza" por esta causa. Pero no es la única. Más allá de la pobreza, hay otros factores que determinan la cobertura sanitaria de las personas como por ejemplo, ser extranjero/a, pertenecer a etnias diferentes o a minorías indígenas. Además, en la mayoría de los países, estar enfermo/a conlleva la pérdida de ingresos para la persona afectada, como en el África subsahariana, donde el 90% de las personas carece de cobertura.

Según el informe, “eliminar esta diferencia de cobertura entre ricos y pobres en 49 países de ingresos bajos salvaría la vida de más de 700.000 mujeres hasta 2015”. Así, uno de los obstáculos para lograr esta cobertura universal es "el uso ineficiente y no equitativo de los recursos". Según este informe, "se malgasta entre el 20 y el 40% de los recursos destinados a la salud". Por ello, la OMS insta a todos los países a reforzar la financiación sanitaria y destaca tres ámbitos en los que es posible instaurar cambios: recaudar más fondos para la salud, recaudar dinero más equitativamente y gastarlo con más eficacia.

Más sobre...

Seguimos muy lejos de la cobertura sanitaria universal. Tenemos que seguir trabajando por garantizar que el Derecho a la Salud no sea sólo papel mojado.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...