Gente 26.11.2010Imprimir

Navidades

Navidad en las capitales nórdicas

Esta semana comienzan los mercadillos de Navidad en todo el mundo. HolidayCheck te ofrece un viaje exclusivo a la esencia de la Navidad: ciudades donde la magia vive latente entre luces, nieve, vino caliente y dulces navideños

En Suecia el comienzo de las Navidades está marcado por dos acontecimientos: la inauguración anual de los grandes almacenes NK, en Estocolmo, y la fiesta de la luz del día de Santa Lucía, el 13 de diciembre. El primero marca el comienzo de las compras y el segundo, el de las festividades.  Pero el mejor lugar para vivir la Navidad sueca es Malmö.

Navidad en las capitales nórdicas

Allí, el último domingo de noviembre se celebra el domingo de escaparates, en el que más de 800 tiendas hacen una competición de escaparates navideños, seguida de un encendido de las luces por todo lo alto.

¿Qué comprar?

Lo típico es comprar velas, decoraciones para el árbol (manzanas, dulces con bonitas formas, flores rojas...), porcelana, artículos de cristal y cerámica. Los podrás encontrar a buenos precios en cualquiera de los 7 centros comerciales de la ciudad, o en la Möllevången, una zona peatonal.

Pero si lo que te gusta es la comida, es la temporada perfecta para comprar el bacalao seco, la ensalada de arenque, los panes de especias, las galletas de jengibre pepparkakor, con las curiosas formas de estrellas y cabras -en Suecia los regalos los traen el gnomo Jultomten y su cabra-, o el arroz con leche navideño, que anuncia los matrimonios del año siguiente.

Los mercadillos navideños de Södertull, Malmöhus, Katrinetorps y Drottningtorget son una gozada: podrás encontrar la artesanía típica: desde ganchillo hasta figuras de madera tallada, por ejemplo, el hemslöjd.

Pero no sólo de compras vive el hombre, o la mujer. La diversión está garantizada en la Wintermezzo, una exposición que tiene lugar en la plaza Stortorget con figuras de hielo, patinaje y muchas otras actividades.

Dinamarca

El comienzo de las fiestas en Dinamarca lo dictan las coronas de Adviento, que se encienden los cuatro domingos anteriores a la Nochebuena. Aquí nuevamente destacan las velas, que se utilizan por toda iluminación, y la costumbre es bailar y cantar alrededor del árbol.

Pero a lo que importa: las compras. Esta época es un buen momento para comprar cerveza en Dinamarca (después de probarla, claro). Todas las marcas sacan una nueva en esta época, más oscura y fuerte que la anterior.
¡Ojo! El día 15 de noviembre, puedes probarlas gratis en Nyhavn, pues 10 fábricas abren sus puertas para una cata.

Las compras en Copenhague son una locura: en Strøget, la calle peatonal más larga de Europa, llena de  tiendas exclusivas; en Christiania, la opción hippy con artesanía y productos hechos a mano; o en Ridehuset, donde se compran los adornos navideños más tradicionales.

Y una vez en Copenhague, ¿por qué no disfrutar del ambiente?
Hay que pasar por el Tívoli, donde instalan un pueblo navideño y  puede visitar a Papá Noel o ver en directo El Cascanueces en la Sala de Cristal. En el mercado del barrio de Nyhavn no pueden faltan los buñuelos o el glögg (vino caliente con nueces y pasas) y el patinaje sobre hielo, que es gratuito para todo el mundo.

Estonia

La Navidad en Tallín se vive en la Ciudad Vieja, declarada Patrimonio de la Humanidad. Alrededor del magníficamente decorado ayuntamiento se encuentra el famoso mercadillo de Navidad, donde se venden artesanías de todo tipo: artículos de metal, ropa tejida a mano o productos hechos con madera de enebro, ¡humm, qué olor! <---newpage--->

Hay música en vivo y si tenemos frío, nos tomamos un vino caliente con especias.

En esta ciudad medieval también se puede beber cerveza especiada o tomar sopa y empanadas ¡de reno! Si nos perdonará Papá Noel que nos hayamos comido a su montura, será otra cuestión.

Más sobre...

Para los estonios es muy importante la música, todos hemos oído hablar de su famosa Revolución Cantante de los años 80; por eso uno no puede volver sin haber escuchado uno de los muchos conciertos de música tradicional que se celebran en esta época.

Para los más pequeños lo más interesante son las actividades de la aldea navideña, donde podrán disfrutar con juegos, hacer adornos de Navidad o montar en trineo.
Para pasar una noche muy especial, lo mejor es hospedarse en el Hotel Swisshotel Tallin donde por  sólo 88€  la noche  tendréis  las mejores  vistas del  casco antiguo y del  Golfo de
Finlandia.

Suiza
Más cerca, en Zúrich, las compras navideñas empiezan el 25 de noviembre a partir de las 6 de la tarde y hasta las 10 de la noche: es el llamado Night-Shopping.

Tiene lugar en unas 150 tiendas del centro, rodeadas de puestecitos con comida y bebida típicas, como los spitzbuben, los barquillos Straumann Hüppen, o los pasteles de los Reyes Magos (muy diferentes al roscón, pero que también tienen una figura dentro que corona al rey).

Los mercadillos más tradicionales son los del casco antiguo, la estación central, la Bahnhofstrasse y la Werdmühleplatz.  Este último es el más famoso, pues es donde se sitúa el Singing Christmas Tree: un escenario con forma de árbol de Navidad en el que multitud de coros se dan cita para animar las fiestas.

¿Qué puedes comprar? Desde chals de seda a los relojes y las joyas más exclusivas... todo tiene cabida en esta lujosa ciudad.

Y atención a los shopahólicos, ¡las rebajas en Suiza comienzan el 27 de diciembre!

por holidaycheck.es

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...