España 30.01.2011Imprimir

Pensiones

La reforma propuesta por el Gobierno supone un retroceso para el sistema de pensiones, según Gestha

En este sentido, los Técnicos consideran que el contenido del Proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Ministros no es sino "una imposición" de Bruselas para acreditar la solvencia crediticia de España

La propuesta de reforma de las pensiones pactada entre Gobierno, patronal y sindicatos supone "un retroceso" respecto al sistema actual, ya que implicará una importante reducción de las prestaciones sin atenerse a la realidad laboral de nuestro país, según valoraron hoy los Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA).

La reforma propuesta por el Gobierno supone un retroceso para el sistema de pensiones, según Gestha

En este sentido, los Técnicos consideran que el contenido del Proyecto de Ley aprobado por el Consejo de Ministros no es sino "una imposición" de Bruselas para acreditar la solvencia crediticia de España, cuyo planteamiento y elaboración se han visto empañados por un debate "excesivamente ideologizado".

En su opinión, la caída de la natalidad y el aumento de la esperanza de vida no justifican por sí mismos la decisión de elevar la edad de jubilación y el periodo de cotización, ya que existen diversas alternativas complementarias que permitirían mantener la viabilidad económica del actual sistema público de pensiones sin llegar a estos extremos.

En primer lugar, Gestha propone articular nuevos incentivos para el alargamiento voluntario de la edad de jubilación, limitar las reducciones de plantilla en las empresas con beneficios y corregir los coeficientes reductores para la jubilación anticipada, lo que permitiría acomodar en unos dos años la edad real de 63,27 años a la actual edad legal de jubilación.

Asimismo, los Técnicos de Hacienda recomiendan modificar el actual sistema de financiación para que, además de las cotizaciones sociales, se obtengan fondos a partir de la recaudación de impuestos, con los que se podrían financiar casi 5.400 millones anuales de costes administrativos de la Seguridad Social.

Lucha contra el fraude fiscal

Paralelamente, Gestha aboga por mejorar la eficiencia del gasto público y la lucha contra el fraude antes de acometer nuevos recortes en los derechos sociales, con el fin de atajar el elevado endeudamiento de las Administraciones Públicas, incumpliendo así los criterios de estabilidad presupuestaria.

La aplicación de estas y otras medidas permitirían reducir a la mitad la economía sumergida española, hasta situarla en tasas europeas en torno al 13%. De este modo, el Estado podría recaudar más de 38.500 millones de euros adicionales cada año, una cantidad similar a la que el Gobierno prevé ahorrar con la reforma de las pensiones durante las dos próximas décadas. 

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...