Ella 25.03.2011Imprimir

Estiloa

¿Cómo colocar una mantilla y una peineta española?

Fue la reina española Isabel II, durante el siglo XIX, la impulsora de la mantilla española

En las familias andaluzas hay tradición de tenerlas, Ambos complementos deben ser guardados con esmero y con ciertas peculiaridades para que no se deterioren con el paso del tiempo y así poder encontrarlos, intactos. Las peinetas se recogen con una goma elástica, muy ancha, que ayude a mantener su forma ahuecada original. En cambio, las mantillas se enrollan en tubos de cartón, similares a los que se utilizan para liar las telas en las tiendas de tejidos, y sobre estas, se despliega, una tela de algodón. La mantilla española nunca se debe conservar doblada, adoptaría el pliegue que con el tiempo sería prácticamente imposible eliminar y también facilitaría su deterioro.

¿Cómo colocar una mantilla y una peineta española?

Fue la reina española Isabel II, durante el siglo XIX, la impulsora de la mantilla española. Ya a principio del Siglo XX, sobre todo en Andalucía, era una prenda cotidiana que se utilizaba por las mujeres, incluso, para asistir a Misa.

Hoy en día las mantillas se utilizan para las bodas, si es para la novia blanca y para la madrina, negra o infinidad de colores que ahora combinan a la perfección con los vestidos. Las mantillas también se lucen en los toros, En este caso suelen ser blancas. La mantilla negra, sin ningún tipo de adorno, más que su broche trasero se utiliza para la Semana Santa Andaluza, "Las Mantillas" como se les llama coloquialmente a estas mujeres que van acompañando los pasos de la Vírgenes van de riguroso negro, con un rosario en la mano, con guantes, zapatos salón de medio tacón y un vestido sobrio, Las flores para esta ocasión nunca se utilizan.

¿Sabíais que La Reina de España es la única persona que pude lucir mantilla blanca delante del Papa? El resto, todas, lo debemos hacer con mantilla negra.

Más sobre...

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...