Internacional 04.04.2011Imprimir

Turismo

Los británicos se consideran los peores turistas del mundo

Los españoles ocupan discretos lugares, aunque somos los más tacaños con las propinas

La reputación de los británicos en el extranjero nunca ha sido algo de lo que estén orgullosos, una nueva encuesta del buscador de vuelos Skyscanner.es ha revelado que los británicos son en realidad el peor tipo de turismo.

Los británicos, entre diez nacionalidades, están en cabeza en casi todas las categorías incluyendo "no tratar de aprender el idioma local", "no probar la comida y bebida local" y "ebriedad y desorden". Seguramente en esto último coincidirán algunos de los destinos españoles que son frecuentados por jóvenes turistas británicos.

Pero lejos de ser un ataque de otros países hacia los británicos, has sido los propios británicos los que se han votado a si mismos como los peores turistas, siendo el 83% de los más de 1.000 votos recogidos de usuarios del Reino Unido.

Las dos únicas preguntas en la que los británicos no han sido los primeros es cuando se preguntaba sobre quiénes eran los más "groseros", tal vez la conocida reserva británica haya sido lo que les ha salvado, aquí la medalla de oro se la han llevado los rusos, con los alemanes y los estadounidenses en el segundo y el tercer lugar y a la hora de dar propinas, donde los españoles nos llevamos la palma.

Los británicos se consideran los peores turistas del mundo

En el extremo opuesto de la escala, los mejores turistas del mundo están más divididos equitativamente entre las diferentes naciones. Los escandinavos fueron elegidos los mejores en intentar hablar el idioma local, los japoneses están considerados como los más educados. Los australianos son los mejores a la hora de probar las comidas y bebidas locales, mientras que los norteamericanos fueron los más generosos a la hora de dar propinas, será que allí es obligatorio...

Los turistas españoles ocupan discretos puestos en esta clasificación de lo peores en distintos aspectos: Son octavos en no intentar aprender el idioma local, en el puesto séptimo en cuanto a grosería y ebriedad y desorden y novenos en no probar la comida local. Eso sí, los españoles ocupan el último lugar de diez en generosidad a la hora de dar propinas.

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...