España 28.04.2011Imprimir

Champions

Messi deja sin habla al Bernabéu

Carlos CRuz desde Leeds (UK)

Leo Messi volvió a bajar del cielo para guiar al FC Barcelona hacia la final de Champions League que se jugará en Wembley. Dos goles del argentino dejan la eliminatoria muy favorable al conjunto azulgrana de cara al partido de vuelta en el Camp Nou.

Messi deja sin habla al Bernabéu

Real Madrid y Barcelona se enfrentaban por tercera vez en menos de dos semanas. El conjunto blanco salió victorioso de la final de la Copa del Rey, dándole incluso más emoción a una serie de duelos en los que se daba al Barcelona como muy favorito. Ayer los azulgranas encontraron la venganza en la casa del compatriota más odiado, aunque la polémica y el poco fútbol vivido sobre el Santiago Bernabéu, empañaron toda unas semifinales de la Champions League. El Madrid salió a defender y el Barcelona, con la gran ausencia de Iniesta, tuvo problemas para encontrar su fútbol y los espacios que le permitieran llegar sobre la portería de Iker Casillas.

Las pocas ocasiones de gol vividas durante la primera parte y unas decisiones arbitrales bastante cuestionables, fueron las protagonistas. Tan solo un disparo de Villa y otro de Cristiano Ronaldo hicieron despertar a los aficionados del Santiago Bernabéu, los cuales pagaron su entrada por ver a dos de las apuestas del fútbol español. Camino a vestuarios, se produjo una pequeña tangana que se saldó con la expulsión de Pinto, guardameta suplente del Barcelona. La tensión estaba a flor de piel y más cuando ambos equipos se enfrentan tantas veces en tan poco tiempo.

La segunda mitad varió ligeramente. El Real Madrid buscó más el ataque y el Barcelona empezó a sufrir las llegadas del conjunto blanco, hasta que pasada la hora de partido, el colegiado decidió expulsar a Pepe por una dura entrada sobre Dani Alves. La acción parece bastante agresiva, aunque Alves también exagera en las quejas de dolor. Tras ver la jugada repetida varias veces, todavía surgen dudas sobre si era merecedora de roja directa o con una amarillase hubiera sido suficiente. Lo único que podemos saber es que, cuando mejor estaba jugando el Real Madrid, se quedó con un hombre menos y el Barcelona empezó a aprovechar los espacios.

Además de jugar con un hombre más, Leo Messi, frenado continuamente por un gran Lassana Diarra, bajó del cielo para decantar el partido y la eliminatoria a favor del Barça. Primero, el argentino aprovechó un gran pase de Afellay y después, él solito se fabricó un eslálom magistral para después batir a Casillas.

Con dos goles en contra y un hombre menos, el Real Madrid solo pudo aguantar para que el resultado no fuera peor. La vuelta, en el Camp Nou, se plantea fácil para los azulgranas, aunque todavía quedan 90 minutos de eliminatoria, como mínimo, y nadie quiere verse ya en la final de Wembley, donde posiblemente el que pase se enfrente al Manchester United, equipo que sacó de la casa del Schalke 04, la misma renta que la conseguida ayer por el Barcelona.

Carlos Cruz

 

Búsqueda de Noticias

Por favor, rellena el campo de búsqueda.

Ahora en portada...